Un total de 18 mil 994 víctimas del delito de homicidio doloso ya se acumularon en los primeros siete meses de este año. El mes de julio es el más sangriento desde que la Secretaría de Gobernación tiene registro y por primera vez se reportaron más de 3 mil homicidios en solo un mes.

Ciudad de México, 21 de agosto (SinEmbargo).– Las cifras de violencia rompieron una nueva marca: julio de este año es el mes con más homicidios dolosos reportados en todo el país, al registrar 3 mil 17 víctimas.

Por primera vez se superó el techo de 3 mil homicidios dolosos en solo un mes, pese a los golpes anunciados por el Gobierno federal en las últimas semanas como decomisos, detenciones de capos de alto perfil y destrucción de narcolaboratorios.

El Secretariado difunde datos de la incidencia delictiva de México desde 1997, que detallan que la cifra mensual más alta se había registrado en mayo pasado, cuando se registraron 2 mil 894 víctimas.

Las entidades que reportaron más asesinatos intencionales fueron Baja California con 338 víctimas, Guanajuato con 269, Chihuahua con 258 y Estado de México con 245.

Un total de 18 mil 994 víctimas de homicidio doloso se acumularon en los primeros siete meses de este año, superando los 15 mil 879 que se registraron en el mismo lapso de 2017. Este nueva cifra tampoco tenía precedente.

La cifra de asesinados con arma de fuego también impone una marca: 2 mil 104.

El número de feminicidios reportados por las fiscalías y procuradurías del país fue de 78, similar a lo registrado en abril que es el mes con más víctimas de este delito.

Al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto le quedan poco más de tres meses en funciones, la próxima administración que será encabezada por Andrés Manuel López Obrador ha anunciado que cambiará la actual estrategia en contra de la inseguridad.

El próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, y la futura Secretaria de Gobernación, Olga Sanchez Cordero, son quienes se encuentran al frente del proyecto de pacificación y de lucha al combate organizado para los próximos años.

Por su parte, López Obrador ha dicho que no delegará la responsabilidad de la seguridad en otro funcionario y que será él mismo quien asuma el mando.

Ya dieron inicio los foros por la paz, en la que participan víctimas, académicos, organizaciones de la sociedad civil y representantes de la siguiente administración federal y el Durazo Montaño ha dicho que la estrategia en contra de las organizaciones criminales estará enfocada en los recursos que les permiten operar a gran escala en el país.

“La estrategia de perseguir a objetivos prioritarios no ha dado el mejor resultado; de 122 objetivos prioritarios se han detenido a 120, sin embargo, la inseguridad ha ido creciendo”, dijo Durazo a medios de comunicación el pasado miércoles.

El Secretario de Gobernación. Alfonso Navarrete Prida, señaló a finales de julio que las armas procedentes de Estados Unidos también son parte importante del origen de la violencia que vive México.

“La principal fuente de abastecimiento de violencia en el País son armas ilegales que han entrado a nuestro país, y dinero para hacer valer a las organizaciones criminales poder corruptor y poder de ejecución y de fuego”, señaló el funcionario.