El argumento inicial y atmósfera del tráiler prometían que El cadáver de Netflix sería espeluznante, pero parece ser que no ha cumplido expectativas.

Ciudad de México, 25 de octubre (AsMéxico).– Había expectativas altas cuando nos enteramos de la cinta noruega que Netflix estrenaría a finales de octubre. Para ir entrando en mentalidad de Halloween, la plataforma prometió lanzar El cádaver, una película de ciencia ficción y terror en la que los supervivientes de un desastre nuclear eran invitados a un hotel que resultaba ser de lo más turbio.

Si aún no sabes cuál es la sinopsis de El cádaver, te lo explicamos: Leonora (Gitte Witt), su marido Jacob (Thomas Gullestad) y su hija Alice (Tuva Olivia Remman) sobreviven como pueden en un mundo apocalíptico que ha dejado a todos sin recursos. Un hotel les invita a vivir una representación teatral con comida incluida para ayudar a los más necesitados y la familia acude al encuentro.

En ese momento, el director les presenta todo el hotel como el escenario de un teatro y les ofrece máscaras para que, junto al resto de invitados, puedan distinguirse de los actores. Sin embargo, la cosa empieza a tambalearse cuando se pierde la línea entre la realidad y la obra.

No es que el argumento fuera de lo más original, pero la intrigante portada de la película, las impactantes imágenes del tráiler (ya sabemos que la producción de Netflix siempre es exquisita por muy vacía que pueda ser la trama), y ese sádico juego entre la obra de teatro y la realidad hizo que muchos fans del terror estuvieran expentantes ante el estreno.

EL CADÁVER NO HA SIDO BIEN RECIBIDA POR LA CRÍTICA 

Pues bien, parece ser que lo nuevo de Netflix no ha cumplido el “hype” esperado. La historia, que parecía que tenía potencial y más aún tan cerca de Halloween, se ve truncada por clichés de terror que le quitan realismo al argumento. Cierto es que, tal y como decíamos antes, el rodaje y la atmósfera consiguen que la cinta sea espeluznante, pero el espectador verá El cadáver más para pasar el rato que para irse con esa sensación de terror a la cama.

Por tanto, ya sabes. Si quieres pasar hora y media de un entretenimiento relativo, adelante con El cadáver. Pero si lo que quieres es sentir terror del auténtico y dejarte llevar por un argumento realmente perturbador, mejor que veas algunos de los clásicos que Netflix tiene en su catálogo como El resplandor, El cubo o La semilla del diablo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ASMÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.