Sofá

Donald Trump Jr. vende playeras en las que se burla de Baldwin por incidente en set

26/10/2021 - 12:58 pm

Durante los últimos días, el empresario ha recurrido a las redes sociales para compartir memes y publicaciones en las que señala al actor como el culpable del accidente.

Ciudad de México, 26 de octubre (RT/EFE).- Donald Trump Jr., de 43 años, el hijo mayor del expresidente estadounidense homónimo, ha sido criticado en Internet por vender camisetas burlándose de Alec Baldwin después del trágico incidente en el set de grabación de Rust, que resultó en la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins y dejó herido al director Joel Souza.

“Las armas no matan a la gente, Alec Baldwin mata a la gente”, reza el mensaje de la camiseta, que está disponible en la página web de Trump Jr.

Asimismo, durante los últimos días, el empresario ha recurrido a las redes sociales para compartir una serie de memes y publicaciones sobre el incidente en los que señala a Baldwin como culpable de lo sucedido, incluido uno que muestra a Homero Simpson con una pistola y un cartel en el que se lee: “Vamos a ver a Alec Baldwin culpar al arma”.

Las playeras van de 27.99 a 39.99 dólares. Foto: Especial

Sin embargo, las reacciones de los internautas no se han hecho esperar y muchos han respondido a las publicaciones de Trump Jr.

“Don Jr. solo está enfadado porque Baldwin ganó un Emmy por interpretar a su padre aunque su padre nunca ganó un Emmy por interpretarse a sí mismo”, escribió un usuario en Twitter.

Otra persona comentó: “No es más que un intento de enfurecer a la gente… más que su padre, para intentar que papá esté orgulloso”.

FALTA DE SUPERVISIÓN

Las autoridades del condado de Santa Fe, en el estado de Nuevo México (EU), investigan si la falta de supervisión de la pistola por parte de la armera de la producción y el asistente de dirección causaron el accidente en el que Alec Baldwin mató a la directora de fotografía Halyna Hutchins.

Las declaraciones de miembros del equipo que trabajaban en el rodaje de Rust, un western producido y protagonizado por Baldwin, describen un ambiente de trabajo precario en el que las protestas se amontonaban y, supuestamente, no se seguían los protocolos de seguridad de manera estricta.

Personal de seguridad en la entrada de un set de filmación donde la policía dice que el actor Alec Baldwin disparó una pistola de utilería. Foto: AP

Según la declaración jurada de Baldwin y el director del filme, Joel Souza, en poder del tribunal del condado de Santa Fe, el asistente de dirección, Dave Halls, entregó la pistola a Baldwin al grito de “pistola fría”, que en la jerga de Hollywood se refiere a un arma sin munición.

Tras recibir el arma, Baldwin disparó apuntando al objetivo de la cámara que manejaba Hutchins, sin saber que contenía balas reales en lugar de un cartucho de fogueo.

Sin embargo, y a pesar de que Halls era el responsable de entregar la pistola al actor, la producción contaba con una armera profesional que debía supervisar todas las armas presentes en el rodaje.

La investigación se centra ahora en Hannah Gutierrez Reed, una joven de 24 años que trabajaba en su segunda película como armera y que en esa jornada de rodaje tenía tres pistolas a su cargo, una cantidad mayor a la habitual por los protocolos sanitarios contra la COVID-19.

Según el transcurso de los hechos, el equipo estuvo preparando la filmación de la escena en la mañana del jueves, aunque salieron del plató para almorzar en torno al mediodía.

Durante esa preparación, la armera dejó tres pistolas de utilería en un coche aparcado fuera de la iglesia del Rancho de Bonanza Creek.

El director del rodaje contó a las autoridades que desconocía si volvieron a revisarse las armas al regresar del descanso.

Fue en ese momento cuando Baldwin se dispuso a practicar la escena y al apretar el gatillo disparó a Hutchins en el estómago e hirió en el hombro a Souza, que se encontraba detrás de ella.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas