Tapachula, Chis., 27 Jun. (Notimex).- En sólo dos años, en México se duplicó el número de sismos y en Chiapas el aumento en las frecuencias ya es foco de atención para sismólogos y geógrafos, quienes mantienen un monitoreo permanente a los volcanes Chinchonal, en la zona norte, y “Tacaná”, en la franja limítrofe con Guatemala.

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, de enero a la fecha ocurrieron dos mil 61 movimientos telúricos en México, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron mil 806 y en 2009 se llegó a los mil 17.

Sin embargo, sobresale Chiapas, entidad que a partir de esos dos años dejó de ser el tercer lugar en cantidad de temblores detectados y desde entonces se ubica como la zona de mayor actividad sísmica del país.

De hecho, con base en las cifras oficiales, en Chiapas el número de sismos en los dos últimos años casi se cuadruplicó.

En lo que va de este año se han contabilizado 667 movimientos telúricos, cuatro de ellos de alta magnitud al haber superado los cinco grados en la escala de Richter.

En el mismo periodo pero del año pasado, Chiapas había acumulado 264 sismos, mientras que en 2009 apenas había sumado 153.

Incluso sólo en junio, el estado ha sido epicentro de 133 temblores, 10 de ellos en las recientes 24 horas, de los cuales nueve ocurrieron en la Costa y uno más en la Sierra.

Al inicio de este mes, especialistas del área de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de otras dependencias pusieron en marcha aquí un programa para estudiar las repercusiones de los sismos en las infraestructuras, subsuelo, áreas urbanas y mar.