López Obrador recordó que el fuero presidencial estuvo establecido en la Constitución mexicana desde hace 150 años, y que hasta ahora se hace realidad su eliminación, por lo que se constituye como “un gran avance” contra la corrupción.

Ciudad de México, 27 de noviembre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la “histórica” aprobación que el Senado de la República hizo para eliminar el fuero presidencial y que los mandatarios federales puedan ser juzgados por cualquier delito.

El Jefe del Ejecutivo federal agradeció a los legisladores al inicio de su conferencia de prensa matutina y calificó la decisión como “un hecho verdaderamente histórico“.

“Quiero agradecer mucho a los legisladores, porque se aprobó la iniciativa que enviamos de quitar el fuero presidencial, esto es un hecho verdaderamente histórico. No se podía juzgar al Presidente en funciones por cualquier delito, sólo por traición a la patria y esto significaba un fuero. Ahora con esta reforma a la Constitución, se va poder juzgar al Presidente por cualquier delito como a cualquier ciudadano”, precisó desde el Salón de Tesorería de Palacio Nacional.

López Obrador recordó que el fuero presidencial estuvo establecido en la Constitución mexicana desde hace 150 años, y que hasta ahora se hace realidad su eliminación, por lo que se constituye como “un gran avance” contra la corrupción.

“Esto se estableció, lo del fuero presidencial, en la Constitución de 1857 y es hasta ahora que se quita el fuero presidencial, estamos hablando de 150 años de mantener este fuero, este privilegio para el Presidente. Esto es un gran avance”, resaltó.

El mandatario añadió que ahora falta que la reforma sea aprobada en 17 congresos estatales para que sea realmente válida. Finalmente, confió en que antes de que termine el 2020, la nueva reforma a la ley entre en vigor.

El día de ayer, el Senado de la República aprobó una reforma para eliminar el fuero presidencial y así ampliar el número de delitos por el que el Presidente del país pueda ser investigado y juzgado.

Con 89 votos a favor y 23 en contra, la iniciativa será turnada a los congresos locales para continuar su proceso.

Dicha propuesta fue enviada por la Cámara de Diputados durante septiembre y tiene como objetivo combatir la impunidad de ilícitos cometidos por altos servidores públicos.