Legisladores y legisladoras aprobaron modificaciones legales para que el Jefe del Ejecutivo pueda ser juzgado como cualquier ciudadano cuando cometa algún delito.

Ciudad de México, 2 de septiembre (SinEmbargo/EFE).– La Cámara de Diputados aprobó eliminar el fuero presidencial, por lo que el dictamen será enviado al Senado para su análisis.

El dictamen aprobado con 420 votos a favor, cero en contra y 15 abstenciones reforma los artículos 108 y 111 de la Constitución mexicana y abre la posibilidad de juzgar a la persona a cargo del poder Ejecutivo federal no sólo por traición a la patria o delitos graves del orden común, también por otros delitos.

“Durante el tiempo de su encargo, el Presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano”, señala lo aprobado hoy en San Lázaro.

“El documento busca que la inmunidad aludida en esta reforma permita un ejercicio de la acción penal más libre y evite que se proteja la figura del Presidente de la República, en caso de que llegue a incurrir en algún delito”, puntualizó la Cámara de Diputados.

La Cámara de Diputados aprobó eliminar el fuero presidencial. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Asimismo, señaló que para proceder penalmente contra el mandatario “sólo habrá que acusarlo ante la Cámara de Senadores”, la que será la instancia legislativa que resolverá con base en la legislación penal aplicable.

La eliminación del fuero presidencial derivó de una iniciativa del Ejecutivo y tiene como fundamento la pluralidad de voces y opiniones de las sociedad que demandan justicia por abusos y arbitrariedades de servidores públicos, explicó la Cámara.

El Diputado Mario Delgado calificó de “histórica” las reformas avaladas. “Terminamos con la figura del Presidente impune, intocable”, expresó en sus redes sociales.

La Diputada del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Aleida Alavez, destacó que desde 2013 se ha intentado legislar en esta materia, con al menos cinco dictámenes en estos años, sin que hasta ahora se hubiese podido concluir con el tema.

“La reforma es un mecanismo que desestimula la impunidad, pero no favorece la persecución política”, indicó la legisladora durante la presentación del dictamen.

Señaló que el fuero constitucional ha sido hasta ahora un conjunto de privilegios de personas que tienen un cargo público, sea electoral o no, y por lo mismo tienen una posición privilegiada y beneficios.

Juan Carlos Villarreal, Diputado de MC, reconoció antes de la votación que el tema del fuero es una deuda histórica de los funcionarios con el pueblo de México, por lo que es necesario garantizar que ser funcionario público no será sinónimo de impunidad.

Marcos Aguilar, Diputado del Partido Acción Nacional (PAN), dijo que su grupo parlamentario votó a favor de la reforma aunque la propuesta puede ser mejorada y aclaró que en realidad no se está eliminando la figura del fuero presidencial pues cualquier proceso que se inicie en contra de la persona a cargo de la Presidencia deberá ser aprobado por legisladoras y legisladores, y no dependerá de una fiscalía autónoma.

Por ello, enfatizaron legisladores de oposición, en realidad sólo se amplió el catálogo de delitos por los que puede ser investigado el Presidente.

El Presidente López Obrador exhortó el 19 de agosto a los legisladores a que retomaran la iniciativa para eliminar el fuero presidencial, petición que ya había enviado el 4 de de diciembre del 2018 al Congreso mexicano para reformar la Constitución y suprimir el fuero de los presidentes del país para que puedan ser juzgados por cualquier delito.

Antes de esta reforma constitucional, el Jefe del Estado mexicano solo podía ser juzgado por el delito de traición a la patria.

–Con información de EFE.