La acción se encuentra ahora en el nivel de los 0.78 euros por acción, un 35 por ciento por debajo del precio de compra pactado hace ocho meses.

Grupo Villar Mir, a través del vehículo Inmobiliaria Espacio, mantiene una participación del 14.6 por ciento que habría descendido al 6 por ciento.

Madrid, 27 de noviembre (Europa Press).- Los hermanos mexicanos Amodio, principales accionistas de la constructora OHL, han rechazado la opción de compra que pactaron el pasado mes de mayo con Grupo Villar Mir para adquirir un 9 por ciento adicional del accionariado, por lo que seguirán manteniendo una participación del 16 por ciento.

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estos instrumentos financieros han vencido recientemente y sus titulares, Luis Fernando y Julio Mauricio Martín Amodio, no han ejercido sus derechos de adquisición.

Además del 16 por ciento del capital que los Amodio compraron de forma directa a Villar Mir por 50.4 millones de euros, también pactaron la posible compra de este 9 por ciento por otros 31 millones de euros, a un precio por título de 1.20 euros.

Sin embargo, la acción se encuentra ahora en el nivel de los 0.78 euros por acción, un 35 por ciento por debajo del precio de compra pactado hace ocho meses. De esta forma, los empresarios mexicanos siguen siendo principales accionistas, con el 16 por ciento del capital.

Por su parte, Grupo Villar Mir, a través del vehículo Inmobiliaria Espacio, mantiene una participación del 14.6 por ciento, un porcentaje que, de haberse ejecutado la compra de los Amodio, hubiese descendido al 6 por ciento.

Sand Grove mantiene la tercera posición en el accionariado de la constructora española, con un 5 por ciento del capital, según la última notificación remitida por el fondo al mercado el pasado mes de mayo. La compañía no tiene más accionistas significativos.

INTENCIÓN DE LOS AMODIO

Los mexicanos han evitado en todo momento la OPA, ya que cuando manifestaron su primer interés por la constructora en octubre del año pasado, propusieron hacerse con títulos mediante una ampliación de capital y la compra de parte de las acciones de los Villar Mir.

Posteriormente, en febrero, plantearon una fusión de Caabsa y OHL para tomar hasta un 35% de esta empresa, pero pidiendo la exención de ‘opar’ alegando que se trataba de una operación industrial, una transacción que quedó frustrada por la crisis sanitaria.

Asimismo, han expresado su intención de “devolver” a OHL a la senta de la viabilidad, de “reactivar su capacidad financiera y su prestigio empresarial haciendo de la transparencia e integridad valores permanentes para desplegar todo su potencial en el mercado”.

En un comunicado, los Amodio indicaron que, a partir de la experiencia de cuarenta años gestionando su constructora Caabsa, pretenden “colaborar activamente para reducir costes y mejorar la eficiencia operativa” de OHL.