“La elección no es una excusa para dejar la gobernabilidad como una segunda prioridad en la agenda. El gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tiene que trabajar hasta el último día de su administración por atender, revertir y solucionar la inseguridad”, exigió la Coparmex.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las carpetas de investigación por el delito de homicidios dolosos en lo que va del sexenio de Enrique Peña suman 105 mil 322, mil 785 más que en la administración del panista Felipe Calderón, que cerró con un total de 103 mil 537. 

En el primer trimestre del año ocurrieron 852 atracos en trenes y vías, un incremento del 581 por ciento, de acuerdo con cifras de la Coparmex. “La inseguridad está dejando un severo daño económico, un impacto sobre la capacidad de México de atraer inversión, generar empleo y desarrollar un círculo virtuoso de pacificación a partir de la generación de riqueza”, advirtieron los empresarios.

Ciudad de México, 28 de mayo (SinEmbargo).– La violencia y el crimen han llegado a niveles nunca antes vistos en México y no es momento de esperar a que termine la contienda electoral. El gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tiene que trabajar hasta el último día de su administración por atender, revertir y solucionar este gravísimo problema, exigió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“La elección no es una excusa para dejar la gobernabilidad como una segunda prioridad en la agenda. Exigimos, que tal como lo comprometió el Jefe del Ejecutivo, que este gobierno tenga un cierre de atleta al fin del sexenio. De ello dependen la estabilidad de nuestra economía y la seguridad de nuestras familias”, solicitó la cúpula empresarial a través de un comunicado.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las carpetas de investigación por el delito de homicidios dolosos en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto suman 105 mil 322, mil 785 más que en la administración del panista Felipe Calderón, que cerró con un total de 103 mil 537. Pero esta cifra es al mes de abril de este año. Falta contar los que acumulará en los siguientes 7 meses, hasta que deje la Presidencia, el 1 de diciembre de este año.

El mes pasado hubo un promedio de 90 asesinatos diarios, 25 por ciento más que en el año pasado. El robo de combustible creció 34 por ciento durante marzo del 2018, el mayor nivel desde que se tiene registro de este delito.

El Gobierno federal no sólo ha perdido frente a los delincuentes en el robo de combustibles o el combate a los homicidios, secuestros y extorsiones: también en asaltos a carreteras. Esto ha provocado una distorsión en los precios de mercancías que se transportan en unidades pesadas, como el maíz, y también en los costos de las aseguradoras.

En México, donde más del 80 por ciento de las mercancías se transporta por carreteras y trenes, se reportó que en el primer trimestre del año ocurrieron 852 atracos en trenes y vías, un incremento del 581 por ciento, de acuerdo con cifras de la Coparmex.

De enero a marzo del 2018 se registraron 3 mil 357 robos de este tipo, 108 por ciento más que en 2016 y 65 por ciento más que en el 2017.

“La inseguridad está dejando un severo daño económico, un impacto sobre la capacidad de nuestro país de atraer inversión, generar empleo y desarrollar un círculo virtuoso de pacificación a partir de la generación de riqueza”, advirtieron los empresarios.

El robo de mercancías en carreteras ha provocado que empresas como la lechera Lala y la refresquera Coca-Cola cierren por completo sus plantas en los estados de Tamaulipas y Guerrero, respectivamente. Apenas el pasado 19 de mayo, un tren de Grupo México Transportes descarriló en la ruta Ciudad de México-Veracruz después de que criminales violentaron sus mecanismos de seguridad. La compañía informó que es el séptimo incidente similar que sufre en la región en las últimas semanas.

Para la Coparmex, la transformación de las instituciones de seguridad pública requiere del mejoramiento del proceso de justicia en todas sus etapas, desde la prevención del delito hasta el sistema de sanción y castigo.

Propuso seis medidas para que la actual administración las ponga en marcha: la prevención del crimen, profesionalización de las policías, la procuración de justicia, enjuiciamiento penal, mejorar el sistema penitenciario, arquitectura institucucional,

“El tiempo se le acaba a este gobierno, y la paciencia a los ciudadanos. No podemos seguir esperando. Es la última llamada”, advirtió la Coparmex.

El robo de mercancías en carreteras ha provocado que empresas cierren por completo sus plantas en algunos estados. Foto: Luis Carbayo, Cuartoscuro.