Con el nuevo etiquetado frontal todos los productos incluirán etiquetas con advertencias como: “Alto en calorías”, “Alto en sodio” y “Alto en grasas saturadas”, como se observa en algunos productos que ya están a la venta en las tiendas de autoservicio de todo México.

Ciudad de México, 28 de julio (SinEmbargo).– El nuevo etiquetado frontal, que entrará en vigor a partir de octubre y en el cual se advierte a los consumidores si su contenido alimenticio es alto en sodio, azúcares o grasas, ya se observa en algunos productos a la venta en tiendas y supermercados de todo México.

Fotografías de la agencia Cuartoscuro y de algunos consumidores en redes muestran cómo se ve el nuevo etiquetado frontal en productos como chiles jalapeños, leche evaporada, mermelada y galletas.

El sistema de etiquetado vigente en México –el que vemos en la parte inferior de los paquetes– es el de Guías Diarias de Alimentación (GDA), que consiste en mostrar los porcentajes de azúcares totales, grasa saturada, otras grasas, sodio y calorías de una porción del producto respecto a las cantidades recomendadas en una dieta de 2 mil kilocalorías. Pero con el nuevo etiquetado todos los productos incluirán etiquetas con advertencias como: “Alto en calorías”, “Alto en sodio” y “Alto en grasas saturadas”, como se observa en las fotografías que circulan desde esta semana.

Representantes de organizaciones en pro de la salud, empresas y Gobierno llevaron a cabo mesas de diálogo antes de que el Congreso aprobará la modificación a la Norma Oficial Mexicana 051. En el proceso se denunció cabildeos fallidos por parte de las corporaciones, las cuales también echaron a andar toda su maquinaria alertando del nuevo etiquetado en Estados Unidos y Suiza.


ALIMENTOS-NUEVO-ETIQUETADO

Algunas marcas de alimentos procesados ya muestran el nuevo etiquetado frontal. Fotos: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

El sobrepeso y la obesidad afecta a tres de cada cuatro mexicanos y es un problema de salud que le cuesta al país el 5.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); mientras que la diabetes, declarada desde 2016 epidemia en México, afecta a 8.7 millones de personas.

De acuerdo con el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, del total de fallecidos por COVID-19, con actualización hasta el 23 de julio, el 67 por ciento de las personas tenía padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión, obesidad o una enfermedad cardiovascular, enfermedades causadas en gran parte por el consumo de la comida chatarra.