Según información del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), “Zeta” ha vuelto a ganar la fuerza de un huracán categoría 1 durante las últimas horas y se prevé que llegue con vientos fuertes y marejada ciclónica a los estados del sur de Estados Unidos; los pronósticos indican que llegará este miércoles a Luisiana.

Miami, Estados Unidos, 28 de octubre (EFE).- “Zeta” se fortaleció de nuevo como huracán en las últimas horas y llegará este miércoles con vientos, lluvias y marejada ciclónica e inundaciones al sur de Estados Unidos, donde se prevé tocará tierra esta tarde en el estado de Luisiana después de su recorrido por la Península de Yucatán.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) prevé que los impactos de “Zeta”, que avanza en dirección norte por las aguas del Golfo de México, alcanzarán hacia el medio día de hoy los estados de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida.

“Zeta” es el tercer fenómeno meteorológico que afecta las costas mexicanas del Caribe en menos de un mes, después del paso de la tormenta tropical “Gama” el 3 de octubre y del huracán “Delta”, cuatro días después.

Los meteorólogos del NHC estiman que “Zeta”, que es ahora un huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson de un total de 5, llegará esta tarde a “Luisiana”, lo que empata a este estado con Florida en su récord de cinco tormentas que tocan tierra en una sola temporada.

Con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora (90 millas), el fenómeno se mueve hacia el norte a 28 kilómetros por hora (17 millas) al sur de la costa sur de Luisiana, según el más reciente reporte del NHC.

Cuando apenas se recupera de los estragos causados por “Laura” y “Delta”, el Gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, advirtió esta semana a la población que deben “arremangarse” para la llegada de “Zeta”.

El boletín detalla que “Zeta” se encontraba a unos 430 kilómetros (265 millas) al suroeste de la desembocadura del río Misisipi y a 470 kilómetros (295 millas) al sur suroeste de la ciudad de Nueva Orleans (Luisiana).

Dos personas caminan en la playa cuando el huracán “Zeta” se acerca a Dauphin Island, Alabama. Foto: Dan Anderson, EFE

El viento y la lluvia comienzan ya a afectar porciones de la costa sur estadounidense, donde estados como Florida han reducido en algunas áreas los horarios de votación temprana para las elecciones presidenciales del próximo martes.

Los meteorólogos, que declararon la advertencia de huracán en Luisiana, prevén que una vez “Zeta” toque tierra se moverá hacia el este por la costa de Misisipi.

El NHC precisó que la advertencia de huracán fue emitida entre Morgan City y el límite de Misisipi y Alabama, como también para los lagos Pontchartrain y Maurepas y el área metropolitana de Nueva Orleans.

Una vez toque tierra se espera un debilitamiento en su rumbo hacia el noreste y dejando intensas lluvias en varios estados del país.

Para los próximos días anticipan inundaciones en zonas cercanas a la costa debido a la subida del mar, el fuerte oleaje e intensas lluvias en el Valle de Ohio.

El NHC alerta además de que este miércoles se pueden formar tornados en áreas del sur de Luisiana y Misisipi, y el oeste de Florida.

Cuando faltan aún más de un mes de la temporada de huracanes, se han formado hasta ahora 27 tormentas con nombre, que sobrepasa la “extremadamente activa” temporada de 2020 que pronosticó la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos.

La NOAA previó este año entre 19 y 25 tormentas tropicales con nombre, lo que significa que tengan vientos de 63 kilómetros por hora, de las cuales siete a 11 podrían convertirse en huracanes, con vientos de 119 kilómetros por hora, con hasta seis muy poderosos.