Foto: La Sagarpa organizó el  foro "Hacia Democratizar la Productividad Rural Sostenible"

La Sagarpa organizó el foro “Hacia Democratizar la Productividad Rural Sostenible”. Foto: Especial

Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).- Enrique Martínez y Martínez, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), advirtió que el éxito de las exportaciones mexicanas está en riesgo “por estrategias de comercio mundial” que imponen barreras no arancelarias como los derechos humanos, y por quienes confunden “agricultura familiar”, que se refiere al trabajo de menores mexicanos, con “explotación”.

“A nuestras familias les enseñamos desde muy niños a que tengan contacto a diario con las labores de trabajo. Eso no afecta. Al contrario: dignifica y fortalece a nuestras familias, que desde muy pequeños nos enseñen a trabajar, a labrar la tierra, a tener contacto con los animales”, dijo Martínez y Martínez, durante su participación en “El Foro hacia Democratizar la Productividad Rural Sostenible”.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), las exportaciones agroalimentarias de México ascendieron el año pasado a 26 mil 296 millones de dólares (alrededor de 412 mil millones de pesos).

Martínez y Martínez aseveró que la intención de la Sagarpa es hacer una alerta para que el éxito en las exportaciones mexicanas, no se vea amenazado por quienes confunden “agricultura familiar” con “explotación”.

“Es muy distinto la agricultura familiar, cuando los padres llevan a los hijos al campo a trabajar, a enseñarlos de estas labores, a que se sientan autosuficientes porque saben hacer producir la tierra, es muy diferente a la explotación, que rechazamos categóricamente”, sostuvo el funcionario federal.

Encaminado a preservar la permanencia de las personas que trabajan la tierra en el área rural, incluyendo a menores de edad, la Sagarpa desarrolla un programa de campo llamado “Arráigate”.

“Para que nuestras propias familias, nuestros hijos en el campo se queden y lo disfruten, la sociedad entera está haciendo más atractivo irse a las ciudades por la comodidad, no a todos les gusta trabajar la tierra en el sol, en las inclemencias del tiempo, es muy fácil, estar en el aire acondicionado, es muy cómodo tener todas las facilidades, los distractores, y las cosas que les llaman a los jóvenes la atención a la mano, pero después quién se queda en el campo”, dijo Martínez y Martínez ante funcionarios públicos, representantes de Naciones Unidas y organizaciones.

Las declaraciones del Secretario se dan 17 días después del Día contra el Trabajo Infantil, cuando México, al igual que los estados miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), recibió un exhorto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para adoptar medidas inmediatas para acabar con la explotación de menores.

Según las declaraciones de Enrique Martínez, la postura y esfuerzos de la Sagarpa no estarán compaginados con el exhorto de la CIDH, que instó a los estados a que difundan los derechos de los niños y tomen medidas para que todos los menores de la región puedan terminar al menos el ciclo de enseñanza primaria y puedan así formarse para tener un trabajo digno.