Iglesia católica llama a autoridades a revisar las políticas migratorias en México

30/04/2023 - 12:46 pm

La Iglesia católica señaló que si bien la migración no es un fenómeno nuevo, pues el mismo Jesucristo y sus 12 pastores eran migrantes, la situación actual “ha rebasado” al Gobierno y  las instituciones en el país, por lo que hizo el llamado a revisar las políticas públicas.

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbargo).- La Arquidiócesis Primada de México hizo un llamado este domingo a las autoridades para revisar las políticas públicas en materia de migración, y pidió que se protejan los derechos humanos y se garantice la protección de las personas más vulnerables.

Además, invitó a la ciudadanía a ayudar en el sustento y en el funcionamiento de las casas para migrantes de la Iglesia católica, a través de Cáritas de la Arquidiócesis de México.

“Hacemos un llamado a los fieles creyentes a hacer conciencia, a detenernos un momento para dar gracias a dios por tener un techo y a pensar que los migrantes son personas con rostros y con historias”, solicitó.

En su editorial titulado “Una crisis que nos exige actuar a todos” y publicado en el semanario Desde la fe, la Arquidiócesis Primada de México señaló que aunque la migración no es un fenómeno nuevo, la situación actual “ha rebasado” a gobiernos e instituciones, “no sólo en las ciudades fronterizas, también en lugares como la Ciudad de México, que se ha convertido en un punto clave en las rutas migratorias”.

“Desde personas durmiendo en la calle hasta la muerte lamentable de nuestros hermanos en Ciudad Juárez, los migrantes son blanco de abusos, extorsiones y discriminación”, agregó.

Actualmente, de acuerdo con la Iglesia católica, en la Ciudad de México existen varios albergues para migrantes, fundados o apoyados: Cáritas, Cafemin, San José Obrero, Nazareth y Tochan; además de otros dos situados en Iztapalapa. En estos albergues se les trata de brindar a las personas techo, comida, agua, apoyo legal y psicológico, además de un lugar seguro donde se vele por sus derechos humanos.

La Iglesia católica recordó que hace poco más de un mes ocurrió la tragedia en un centro de detención Ciudad Juárez, donde 40 migrantes murieron por asfixia, durante un incendio.

El pasado 27 de marzo un pequeño grupo de migrantes prendió fuego a un colchón para protestar por su detención en condiciones de hacinamiento y apenas sin agua. El incendio se extendió y el humo cubrió las instalaciones en pocos minutos, y 68 hombres se quedaron encerrados tras las rejas del dormitorio en el que se encontraban sin que los guardias hicieran nada por liberarlos, según se constató en las cámaras de seguridad.

Además de los 40 muertos por asfixia, se registró casi una treintena de heridos, todos hombres. Las 15 mujeres que se encontraban en el área femenil pudieron salir luego de ser liberadas por una de las custodias.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video