Ahora te compartimos los alimentos que hacen del desayuno uno saludable para empezar el día con la energía y los nutrientes necesario para las actividades que realizamos. ¿Verduras? ¿Cereales? ¿Cómo preparar un desayuno saludable? A continuación te dejamos información importante. 

Ciudad de México, 30 de agosto (SinEmbargo).- La semana pasada compartimos un texto dedicado a los alimentos que deben evitarse en el desayuno porque no traen beneficios para la salud; en esta ocasión tocamos el tema de los alimentos que debe incluir un desayuno para considerarse saludable.

De acuerdo con Paulina Magaña Carbajal, Coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, el desayuno representa aproximadamente un cuarto de la energía de todo un día, es decir el 25 por ciento. “Es importante resaltar que un buen desayuno no incluye alimentos y/o bebidas que contienen azúcares añadidos (ejemplo: cereales de caja, jugos de fruta, etc.)”, contó Magaña.

Hay que recordar que el desayuno al ser la primera comida del día rompe con las horas de ayuno mantenidas desde el último alimento ingerido; y proporciona al organismo la energía y los nutrientes necesarios para iniciar con las actividades del día.

Existen algunos grupos de alimentos que deben incluirse en el desayuno “los cuales aportan calidades nutrimentales diferentes para lograr una alimentación saludable y un desarrollo óptimo”, explicó la experta. A continuación te compartimos algunos de estos grupos que deben ser incluidos en un desayuno:

VERDURAS

Magaña señaló que las verduras proporcionan fibra, vitaminas y minerales, necesarios para el buen funcionamiento metabólico, así como para el funcionamiento gástrico. Por ejemplo: Vitaminas del complejo B, vitamina A,D, E, C y K; minerales como calcio, hierro, zinc entre otros.

El Mtro. Esau Espinosa Velázquez, nutriólogo clínico, señaló que respecto a los vegetales él no pone ningún límite en la porción de estos “ya que difícilmente los consumimos”.

Las verduras son un alimento importante del desayuno. Foto: Villar López, EFE

CEREALES Y GRANOS INTEGRALES

Estos proporcionan carbohidratos, considerados la principal fuente energética para el organismo, además de fibra. Como ejemplo, refiere Paulina Magña, encontramos pan o cereales integrales, maíz, avena, amaranto, etc.

Por su parte Espinosa Velázquez recomienda de 1 a 3 porciones (1 a 3 piezas o rebanadas) que pueden ser tortilla de maíz o pan caja integral o de granos, tostada horeneada, o de 2 a 6 galletas de arroz/quinoa inflado.

Incluir avena es una buena opción para el desayuno. Foto: Pixabay

PORCIÓN MODERADA DE PROTEÍNA

“Los que incluyen alimentos de origen animal bajos en grasa o leguminosa, tienen función estructural en nuestro organismo en la formación de músculo, huesos, uñas”, dijo Paulina Magaña.

Alimentos de origen animal. (Imagen ilustrativa) Foto: EFE

Respecto a la fruta, Paulina Magaña explica que puede incluirse o no, “ya que es un alimento que no necesariamente está en los 3 tiempos de comida principales, puede estar o puede ser un buen alimento para colaciones”.

EJEMPLOS DE DESAYUNOS SALUDABLES

Ahora que ya sabemos qué grupos de alimentos se deben incluir en un desayuno saludable ¿cómo combinarlos? La Coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor compartió algunos ejemplos con los lectores de Mundano:

-Omelete de champiñones y queso , acompañado con pan de caja integral y fruta
-Sándwich de pollo con espinaca y germen (u otras verduras al gusto), puedes añadir aguacate.
-Chilaquiles de pollo con tostadas horneadas, acompañada de una guarnición de verduras al vapor.

El sandwich de pollo es una opción. (Imagen ilustrativa) Foto: Pixabay

Además, el Mtro. Esau Espinosa, compartió otro ejemplo de desayuno: 4 claras huevo revueltas con ejotes o nopales, más 1 tostada horneada con 1/3 pieza de aguacate, más calabazas a la mexicana y de postre 1 galleta de arroz inflado con 3 piezas de fresas rebanadas y germen de alfalfa.

Es importante recordar que la mejor opción es consultar a los especialistas, en este caso si se desea realizar alguna modificación en la alimentación para comer de manera saludable hay que acudir con un nutriólogo, ya que ellos a través de un estudio y de conocer las necesidades de cada persona pueden recomendar o preparar un plan adecuado para cada uno.