Defensoría de Derechos Humanos en Oaxaca acumula 61 denuncias por distintos tipos de abusos

30/12/2012 - 2:10 pm

Oaxaca, 30 Dic. (Notimex).- Durante 2012 el sistema penitenciario oaxaqueño ha acumulado al menos 61 denuncias ante la Defensoría de los Derechos Humanos, entra las que los tratos degradantes, la presencia de droga y la extorsión son las constantes.

De acuerdo al acumulado de casos en este año con respecto a cuatro de los 14 centros de reclusión del estado, el penal con más denuncias de violaciones a las garantías fundamentales de los internos es la cárcel Central del Estado, localizada en Santa Lucía del Camino, municipio conurbado a la capital.

Reos lesionados durante operativos de traslado, extorsión de los directivos, negativa a la atención médica de los internos que presentan un estado de salud especial, traslados ilegales y tratos inhumanos y degradantes son algunas de las 24 quejas presentadas contra la Penitenciaría Central.

En tanto el Reclusorio Regional de la Villa de Etla, localizado a unos 25 minutos de la capital oaxaqueña, presenta un total de nueve casos; dentro de ellos, serios señalamientos contra los directivos de ese centro penitenciario.

“Los internos refirieron que el director les ha pedido diversas cooperaciones para la compra de focos ahorradores, cemento, láminas, pintura, etc. Incluso varios de sus compañeros que tienen negocios les ha cambiado las cantidades de hasta 900 pesos”, se lee en una ficha informativa de la Defensoría con respecto a esa cárcel.

El Reclusorio Regional de Tanivet, en el municipio de Tlacolula -a media hora de la capital-, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) ha registrado dos denuncias relacionadas con el acceso a la impartición de justicia y otro más con la ubicación de uno de los reos al interior del centro.

Con un solo caso acumulado, la denuncia del Cereso Regional de Máxima Seguridad de Miahuatlán, refiere que los internos fueron despojados de sus pertenencias “y ser víctimas de maltratos, golpes, gritos, baños de agua fría, amenazas, amedrentados e incomunicados con sus familiares”.

Aunque no precisa la fecha de estos acontecimientos, la ficha informativa refiere que este hecho, llevó a los internos a declararse en huelga de hambre.

Es de destacarse que en al menos el 40 por ciento de los casos denunciados, los internos mencionan la presencia de droga en los centros penitenciarios, ya sea por venta o “siembra” de droga por no acceder a chantajes, entre otros incidentes.

Aun cuando las denuncias están registradas ante la DDHPO, no existe un pronunciamiento con respecto a este tema por parte del organismo defensor de derechos humanos.

Así tampoco existe un Diagnóstico del estado que guardan los 14 centros penitenciarios del estado en 2012, uno de ellos bajo el esquema de Penal de Máxima Seguridad.

De acuerdo al último diagnóstico publicado por la Defensoría en 2011, la población total de internos en el estado ascendía a 4 mil 534 personas, de los cuales mil 503 eran albergados por la Penitenciaría Central del Estado, con el consecuente hacinamiento.

A estos centros, les siguen el de Tehuantepec -en el Istmo-, con 538 internos; el de Tuxtepec en la Cuenca del Papaloapan-, con 455 y el penal de Miahuatlán en Valles Centrales-, con 370 internos.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video