Este lunes se regresa a la “nueva normalidad” después de diez semanas de cuarentena, pero en la práctica sólo el estado de Zacatecas podrá hacerlo porque el resto sigue en “semáforo rojo”, es decir, que debe mantener el aislamiento social.

Ciudad de México, 31 de mayo (SinEmbargo).– México llega al último día de la Jornada de Sana Distancia adelantándose a las medidas de relajamiento en negocios, transporte y mercados públicos. Las calles se llenaron de paseantes en uno de los 10 países con más muertes de coronavirus.

La agencia de fotografía Cuartoscuro retrató la movilidad en las calles de la Ciudad de México. Se observaban a más personas en el Metro, Metrobús y calles, la mayoría con cubrebocas.

El mercado de la Central de Abastos, ubicado en la Alcaldía de Iztapalapa, la zona con más contagios en el país, lució con actividad: comerciantes realizando compras de mayoreo u menudeo de cervezas y abarrotes.

Paseo por calles de la Ciudad de México. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

En las calles, familias daban un paseo dominical, unas a pie, otras en bicicleta. Afuera de la Basílica de Guadalupe también había más gente que en los fines previos de la Jornada de Sana Distancia.

Familias enteras se han dado cita este mediodía en la Basílica de Guadalupe tras el relajamiento de las medidas de confinamiento.
Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Una familia durante visita a la Basílica de Guadalupe.
Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Este lunes se regresa a la “nueva normalidad” después de diez semanas de cuarentena, pero en la práctica sólo el estado de Zacatecas podrá hacerlo porque el resto sigue en “semáforo rojo”, es decir, que debe mantener el aislamiento social.

Familia camina por las calles cercanas a la Basílica de Guadalupe. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Este “semáforo rojo” implica que sólo se permiten las actividades esenciales. No obstante, el lunes podrán operar las empresas de minería, automotrices, aeroespaciales y de construcción que hayan validado sus protocolos de bioseguridad con el gobierno. El retorno a las clases se retrasará como mínimo hasta el 10 de agosto, pero sólo si los estados han llegado al “semáforo verde” y lo hacen bajo determinadas medidas como el uso obligatorio de cubrebocas y la alternancia de alumnos según el apellido, por lo que cada niño irá a clase unos días a la semana.

Capitalinos han retomado su paseo por las calles. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

En Guanajuato los comerciantes no resistieron u comenzaron con “la nueva normalidad”. Este fin de semana, en plena fase 3 y con el Semáforo en Rojo, se presentó el pico más alto de contagios por coronavirus en Guanajuto, con 125 casos en un sólo día; pero ya hay comercios abiertos en distintos municipios.

Comercios en Guanajuato han iniciado su reapertura. Foto: Zona Franca.

Los comerciantes en Guanajuato e Irapuato ya operan a puertas entreabiertas, según un recorrido que realizó el medio local Zona Franca.

Apertura de negocios en Guanajuato. Foto: Zona Franca.

Uno de los principales lugares turísticos de Guanajuato es el callejón del Beso, donde se pudo ver la presencia de turistas quienes incluso no portaban cubrebocas a pesar de la recomendación de las autoridades sanitarias.

Los restaurantes y cafés ubicados en la Plazuela de San Fernando también reabrieron e incluso colocaron sillas y mesas en la vía pública; el personal de los establecimientos portaba mascarillas, guantes y cubrebocas.

Filas para ingresar a supermercado. Foto: Zona Franca.

En Puebla también se registró actividad. José Juan Ayala Vázquez, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, informó que el sábado 30 y domingo 31 de mayo alrededor de 400 negocios del primer cuadro de la ciudad abrieron nuevamente para tener solvencia económica luego de permanecer cerrados durante dos meses.

En entrevista con el diario local Central, Ayala Vázquez expuso que la reapertura no tuvo como intención desacatar a las autoridades estatales y municipales, pues los 400 negocios que abrieron se vieron en la necesidad de recibir un poco de ingresos para sobrevivir a la contingencia.

En San Luis Potosí, miles de residentes capitalinos decidieron salir a pasear a las calles del Centro Histórico, pese a que las autoridades sanitarias reiteraron que, si bien concluía ese periodo, se mantenían las medidas de sanidad, tales como la sana distancia, no salir de casa si no es necesario y el uso generalizado de cubrebocas.

Los turistas retornaron a las calles de San Luis Potosí. Foto: Pulso.

Desde el primer cuadro de la ciudad de San Luis Potosí, las diversas plazas públicas, así como centros comerciales lucieron repletas de personas, un alto porcentaje sin cubrebocas, sin guardar distancia entre sí, según reportó el diario local Pulso.

–Con información de Zona Franca, Pulso y Central