Como una forma de apoyar a los habitantes zapotecas de la región del Istmo afectados por los pasados sismos, un par de organizaciones buscan que se donen despensas acorde con la alimentación de la zona, que consiste en totopos, camarón seco y quesillo, entre otras cosas, pues las “convencionales” con productos enlatados y procesados rompen además con el apoyo a la economía local.

Ciudad de México, 6 de octubre (SinEmbargo).– El Comité Melendre y la Sociedad de Creadores de la Nación Zapoteca A.C. llaman a la sociedad a donar dinero para armar despensas básicas para la población oaxaqueña, sin embargo, se encargarán de que éstas respeten sus costumbres alimenticias y al mismo tiempo ayuden a reactivar la economía local.

“El Comité Melendre se percató de la paradoja que representan las despensas enviadas desde el resto del país; que, si bien, significan un alivio temporal, terminan desequilibrando el comercio regional. Ante dicha situación, buscó una solución equitativa: vincular a los donantes de todo el país con los productores y comerciantes regionales para beneficio de las familias damnificadas. A este programa lo ha denominado ‘Despensa Básica Itsmeña'”, escriben en su sitio de internet.

Los pasados sismos del 17, 19 y 23 de septiembre pausaron el comercio al dañar el Mercado Central de Juchitán de Zaragoza, donde se concentraban las vendedoras zapotecas, huaves, zoques y mixes, a tal grado que tendrá que ser demolido.

“Los envíos en especie están contribuyendo a aminorar la tragedia. Las miles de familias que perdieron su patrimonio encuentran en los paquetes de ayuda humanitaria un bálsamo que les permite ahorrar un dinero que podrá ser destinado a la reconstrucción de sus hogares.  Además de que muchas otras perdieron sus fuentes de empleo directas, al haber colapsado los locales comerciales o medios de producción (como hornos de comixcal) que les brindaban el sustento.

Sin embargo, la disminución del gasto doméstico también ha afectado directamente las redes de comercio regional. Los productores locales de maíz, lácteos, legumbres, así como las cocineras, totoperas y vendedoras de otros productos alimenticios han visto disminuir dramáticamente su clientela, repercutiendo negativamente en sus ingresos”, continúa el comité formado por una amplia red de voluntarios.

¿CÓMO DONAR?

A la par, tienen la campaña “Adopta un horno”, con el que dan ollas para totopos a las familias que perdieron su fuente de trabajo. Foto: Comité Melendre

A través de la Sociedad de Creadores de la Nación Zapoteca A.C. se compran los folios con valor de 300 pesos, se elige al beneficiario de su compra (una familia damnificada) quien deberá recibir el producto, adaptado a la dieta regional.

Después, el Comité Melendre entregará estas despensas básicas a cada beneficiado y por cada una, ellos donarán una despensa convencional como complemento, así como otros productos como lonas, casas de campaña, ropa o medicina, de tenerlos disponibles.

Todo este programa pretende ser permanente y será supervisado por personal universitario quienes vigilarán su transparencia y el buen manejo de los recursos.

El apoyo económico se está recibiendo a través de PayPal, así como en la siguiente cuenta bancaria, habilitada para depósitos nacionales y extranjeros:

Titular: Sociedad de Creadores de la Nación Zapoteca A.C.
Nombre del banco: Banco Mercantil del Norte S. A. (BANORTE)
Cuenta: 0461 4652 95
CLABE: 0726 1700 4614 6529 57
N° de tarjeta: 4189 2810 4205 4321 (depósitos OXXO)
Moneda: Pesos
Tipo de cuenta: Cheques.
Swift: MENOMXMT
Dirección postal: Efraín R. Gómez 19, Col. Centro, Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca México, C.P. 70000

El costo de cada canasta básica istmeña es de 300 pesos, que incluye el costo de producción, el costo de venta a precio justo y los gastos operativos de compra, entrega y evidencia.

CANASTA BÁSICA ISTMEÑA

  • 50 totopos (de maíz nativo), adquirido con familias beneficiarias de “Adopta un horno”

  • 1/2 kg de queso seco

  • 1/2 kg de camarón seco

  • 1/2 kg de quesillo

  • 20 limones criollos

  • 2 pescados secos

  • 4 piezas de pan de caballito