"Hay que terminar de acabar con el PRD", dice. Foto: efe

“Hay que terminar de acabar con el PRD”, dice. Foto: efe

Ciudad de México, 8 de mayo (SinEmbargo).- Cuando el escritor mexicano Paco Ignacio Taibo visita Buenos Aires, no puede evitar hablar del Che Guevara, lo cual es lógico si se piensa que el líder revolucionario es oriundo de Rosario –provincia de Santa Fe-, donde nació en 1928.

Va de suyo que el autor de la más leída biografía del Che, debe hablar de él cuando se encuentra como ahora en Buenos Aires, formando parte de la delegación mexicana invitada a la Feria del Libro de Buenos Aires, que concluye el domingo en dicha capital sudamericana.

A la periodista de la agencia dpa Gabriela Mayer, le dijo Paco que ya aprendió a vivir con el Che, un personaje que fuera central en su adolescencia.

“Ahora también lo es, pero de otra manera, mucho más sólida, mucho más compleja”, advirtió el creador de la Semana Negra de Gijón y gran cultor él mismo de la novela policial, con la serie protagonizada por el detective Héctor Belascoarán Shayne.

En argentina, el hijo mayor de Paco Taibo I también aprovechó para grabar en varias ciudades material que usará en su ciclo Los Nuestros, especialmente realizado para TeleSUR.

“La segunda tanda de Los nuestros va a ser un solo programa de ocho horas sobre el Che: 37 ciudades, 16 países, un súper proyecto. Podemos ser cualquier cosa, pero una izquierda latinoamericana sin pasado es un cadáver que camina”, dice.

“Afortunadamente estamos haciendo el programa en el momento en que todavía quedan testigos de calidad. Dentro de cinco, ocho, diez años, habrán desaparecido todos, por razones de edad”, afirma.

EL TRABAJO MILITANTE

Dice Paco que ya ha conseguido el derecho de escribir sobre lo que le da gana y que su vida va de la política a la literatura con singular alegría. Una es el deber ser y la otra el placer puritito.

“El trabajo militante forma parte de mi idea de cómo debes y quieres vivir. Y significa que le dedicas el mayor tiempo posible, entonces me la paso dando conferencias en puertas de huelgas, en campamentos de pobladores, en fábricas, en escuelas, dentro de un trabajo de promoción a veces de la lectura, del libro o de debates sobre los grandes temas de la izquierda, o simplemente soy un agitador antigubernamental, cosa que hago muy bien”.

“Y lo que sobra es lo que araño todos los días para preservar el derecho a seguir siendo escritor. Todos los días araño aquí cinco horas, cuatro horas, dos horas y media, tres horas en la noche y trato de defender un espacio de escritor”, cuenta el ganador del Premio Internacional Dashiell Hammett en tres ocasiones (La vida misma, Cuatro manos, La bicicleta de Leonardo).

“Yo llegué a la literatura por placer y me niego a que me roben mi placer. Entonces cuando algo no sale por algo será y lo abandono temporalmente. Tengo cuatro novelas empezadas, pues alguna de ellas avanzará”, apunta el autor, ilusionado con la posibilidad de que en las próximas elecciones legislativas “le metamos un buen susto al PRI”.

Taibo II es secretario de Arte y Cultura en el Comité Ejecutivo Nacional del partido de izquierda Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y como tal desea “acabar de desmoronar al PRD (Partido de la Revolución Democrática), el ex partido de la izquierda que se volvió un partido de servidores del sistema, corrupto, incoherente, hiperburocrático, manchado por el dinero”, dijo.

“Eliminarlo del mapa político es fundamental”, afirmó Taibo II, quien en Buenos Aires presenta la versión revisada y ampliada de la biografía de Ernesto Guevara.

LA DEGRADACIÓN PROFUNDA DE MÉXICO

En entrevista con efe, a cargo de la periodista Mar, el escritor, de 66 años, uno de los más leídos de México, lamentó la “degradación profunda” que vive nuestro país “con el avance de la corrupción y la impunidad.

“El país se va degradando”, afirma, bajo lo que califica como “dictadura priísta”, en alusión al gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ocupó el poder en México entre 1929 y el 2000 y que ha vuelto a la Presidencia con el triunfo de Enrique Peña Nieto en las elecciones de 2012.

“El problema fuerte es la impunidad. No hay equilibrio en la sociedad mexicana, el abuso y la injusticia se produce y el sistema judicial parece que no existiera, es una farsa, la impunidad brota”, denuncia.

“Si pones una panadería, tienes un 10 por ciento de posibilidades de triunfar, pero si matas a alguien tienes un 90 de quedar impune”, lamenta Taibo II.

“En un país donde la impartición de justicia tiene este nivel de desequilibrio, la corrupción y la impunidad no la puedes combatir, está empeorando”, analiza.

En este contexto, los intelectuales, opina Paco Ignacio Taibo, tienen que animarse a “contar historias” porque “cuanto mejor las cuentes y mejor las divulgues, más colaborarás a construir conciencia, historia colectiva y mentalidad nacional”.

Un ejercicio complejo en la actualidad para la literatura mexicana porque, según el autor de “Retornamos como sombras”, las recientes muertes de grandes escritores del país, como Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis o Carlos Montemayor, han pasado “como un relámpago descabezando una generación”, pero en este “momento de transición”, en México “se sigue produciendo y se sigue leyendo”.

Optimista sobre el futuro de las letras mexicanas y latinoamericanas, Taibo insiste en animar a los escritores a rescatar historias olvidadas para incorporarlas a la memoria colectiva, porque, dice, “lo que importa no es que te dejen levantar la mano, sino saber por qué la estás levantando”.

Con información de efe y dpa