En tiempo de reposición, con un Bélgica desesperado, fueron los franceses, quienes estuvieron más cerca de incrementar el marcador.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).– La selección de Francia alcanzó la tercera final en su historia en Copas del Mundo, y buscará su segundo título en Rusia 2018.

Samuel Umtiti, nacido en Camerún, remató con la cabeza un saque de esquina cobrado por Antoine Griezman en el minuto 51, y celebró recordando sus raíces africanas, en el gol que significó el triunfo de los galos por 1-0 ante Bélgica, en el partido de semifinales disputado este martes en el Krestovsky Stadium.

El francés Olivier Giroud y el belga Axel Witsel pugnan un balón en la semifinal del Mundial en San Petersburgo, Rusia. Foto: AP

Le Blues, campeones del mundo en Francia 1998 y sub campeón en Alemania 2006, esperará al ganador de la otra semifinal entre Inglaterra y Croacia, que se jugará este miércoles, para disputar la final de Rusia 2018.

Enfrente, los Belgas tendrán que conformarse por disputar el partido por el tercer lugar, instancia a la que ya accedieron en México 1986, pero que perdieron precisamente ante los franceses por dos goles contra cuatro.

Pero, no fue fácil para los galos imponerse a una bien plantada selección de Bélgica, en un duelo de dominio alterno, y con llegadas claras de ambos combinados, donde siempre terminaban imponiéndose los arqueros.

Moussa Dembélé y Axel Witsel, de la selección de Bélgica, calientan para la semifinal ante Francia. Foto: AP

Tanto el español, Roberto Martínez, técnico de Bélgica, como Didier Deschamps, estratega de Francia realizaron una modificación en su once titular, en relación a los que iniciaron en sus partidos de cuartos de final ante Brasil y Uruguay, respectivamente: Ousmane Dembelé tomó el lugar Meunier por los belgas, mientras que Matuidi, quien no jugó por suspensión inició en lugar de Corentin Tolisso.

Pero, fueron los belgas quienes crearon la primera opción clara de gol en el minuto 21, con una media vuelta de Alderweireld, que Lloris desvió a saque de esquina, en tanto que los galos la tuvieron en el 39 con una combinación entre Mbappe y Pavard, con un disparo de este que Courtois desvió a saque de esquina.

Para la segunda mitad, muy pronto llegó el gol de Umtiti, que a la postre significaría el triunfo de le Blues en el 51, y cinco minutos después, la nueva joya francesa, Kylian Mbappé hizo una jugada de fantasía con Giraud, pero el disparo de Olivier fue rechazado por la zaga, de lo contrario hubiera sido el gol del mundial.

Thibaut Courtois, arquero de la selección de Bélgica, se apodera de un balón antes de que le gane Kylian Mbappé, de Francia. Foto: AP

Fue cuando las cámaras enfocaron al cantante inglés Mick Jagger, disfrutando de la semifinal, aunque parecería que el técnico de la selección de su país, lo había enviado a espiar ya sea para la final o el partido por el tercer lugar.

Al verse en desventaja en el marcador, el técnico de Bélgica, realizó una modificación con el ingreso de Mertens en lugar de Dembelé, y pareció que funcionó, porque Dries, se mostró rápido por las bandas, y tiró centros que el portero rechazó, que Fellaini remató a un lado y su selección daba sensación de peligro.

Mientras tanto, el francés Tierry Henry, auxiliar del técnico de Bélgica, con el corazón dividido, sufría en la banca, no sabemos si porque la selección que estaba representando no podía empatar o porque si la Blues, a la que había defendido en las Copas del Mundo de 1998 en que fue campeón mundial, la de 2002, la de 2006 en la que logró el subcampeonato y la de 2010, no hacía un 2-0 que definiera la semifinal.

El francés Samuel Umtiti marca el primer gol de su equipo ante Bélgica en la semifinal del Mundial en San Petersburgo, Rusia. Foto: AP

Henry salió de su marasmo, en el que se había mantenido en el banquillo, inexpresivo, hasta el minuto 77, en que se animó a pararse y dar algunas instrucciones a Carrasco, que tres minutos después ingresó por Fellaini.

Sin embargo, los belgas insistieron, y Varane sacó un disparo que Lloris rechazó en el minuto 81; por eso , Deschamps movió sus piezas, porque Giraud y Matuidi no podían más y mandó a la cancha a Nzonzi y Tolliso.

Y en tiempo de reposición, con un Bélgica desesperado, fueron los franceses, quienes estuvieron más cerca de incrementar el marcador, con un disparo cruzado de Antoine Griezman que Courtois atrapó y otro más de Tolisso que el propio portero desvió a saque de esquina, porque después ya no hubo más.

Los jugadores de Francia festejan con Samuel Umtiti luego que el zaguero anotara el primer gol ante Bélgica en la semifinal del Mundial en San Petersburgo, Rusia. Foto: AP

Alineaciones iniciales:

Francia: Lloris, Pavard, Varane, Umtiti, Hernández, Pogba, Kante, Mbappé, Griezman, Matuidi y Giroud.

Bélgica: Courtois, Alderweireld, Kompany, Vertonghen, Chadli, Dembelé, Witsel, Fellaini, De Bruyne, E. Hazard y Romelu Lukaku.