El juez federal estadounidense Dana Sabraw dio ayer más tiempo a la Casa Blanca para reunir a unos 40 de los 102 niños menores de cinco años que el Gobierno del presidente Donald Trump separó de sus padres tras cruzar la frontera con México.

WASHINGTON, 10 de julio (AP) — El Presidente Donald Trump aseguró el martes que la solución para el problema de cómo el gobierno cumplirá con el plazo judicial para reunificar a familias migrantes separadas es “que no vengan a este país ilegalmente”.

El lunes, el gobierno de Trump reconoció que no cumplirá con el plazo fijado por un juez para reunir a niños menores de 5 años con sus padres, a los que separó bajo su entonces vigente política de “tolerancia cero”.

Antes de salir de la Casa Blanca rumbo a una cumbre en Europa, Trump respondió a preguntas sobre el tema diciendo: “Esa es la solución, que no vengan a este país ilegalmente, que vengan como hacen otros, legalmente”.

El presidente también criticó a los demócratas que han pedido desmantelar al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés), afirmando que ello demuestra que los demócratas “quieren fronteras totalmente abiertas y no les importa la criminalidad”.