México es ya una de las mecas de las grandes firmas españolas en el extranjero como BBVA, Meliá, OHL, FCC, Iberia, Mango o Inditex. Las empresas siguen apostando por México, como Acciona, que acaba de adjudicarse la construcción del mayor parque eólico de México que proporcionará energía limpia y sostenible capaz de abastecer a cerca de un millón de habitantes y evitará la emisión a la atmósfera de 739 mil toneladas de CO2 al año.

El parque proporcionará energía limpia y sostenible. Foto: Economía hoy/Archivo

Por Alba Brualla

Ciudad de México, 10 de agosto (SinEmbargo/EconomistaHoy).- Acciona acaba de adjudicarse la construcción del mayor parque eólico de México por 510 millones de euros. Con este proyecto, las empresas españolas suman contratos por valor de unos 7 mil 400 millones de euros en México desde que Donald Trump se convirtiera en Presidente de los Estados Unidos, hace nueve meses.

Estas cifras demuestran que México, que es ya una de las mecas de las grandes firmas españolas en el extranjero, sigue siendo un destino atractivo para ellas, a pesar de las políticas proteccionistas y antimexicanas de Trump. Así, las medidas del magnate, que amenazan con desequilibrar la economía mexicana (muro, freno a las inversiones, aranceles del 20 por ciento…), no han frenado los planes de compañías como BBVA, Meliá, OHL, FCC, Iberia, Mango o Inditex, que siguen apostando por México, donde tienen ambiciosos planes de crecimiento y una parte importante de sus ingresos. Sin ir más lejos, en menos de 16 años las firmas españolas han invertido 39 mil 776 millones de euros en México y exportan más de 3 mil 500 millones al año.

Acciona es un buen ejemplo de compañía española con intereses en el país, donde opera desde el año 1978. Entre sus contratos más relevantes destaca el de la construcción de la terminal de pasajeros del nuevo Aeropuerto Ciudad de México. Un proyecto de 3,900 millones de euros, en el que comparte consorcio con otras firmas españolas como FCC. Esta es la obra más relevante dentro de la que será la infraestructura aeroportuaria más importante de América Latina, que supera los 4 mil 500 millones de euros.

En el negocio de Infraestructuras, Acciona ya ha participado en el desarrollo de otras obras emblemáticas como la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Atotonilco (la mayor del mundo), la carretera Jala-Puerto Vallarta o el primer Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social en Nogales, entre otras.

Ahora suma un proyecto más a su historial, con la adjudicación del que será el mayor parque eólico de México, con 424 MW. La instalación, que construirá la firma que preside José Manuel Entrecanales para la empresa energética mexicana Zuma Energía, se ubicará en la localidad de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, al noreste de México.

Este parque proporcionará energía limpia y sostenible capaz de abastecer a cerca de un millón de habitantes y evitará la emisión a la atmósfera de 739 mil toneladas de CO2 al año. El proyecto, con un importe aproximado de 600 millones de dólares (unos 510 millones de euros), comprende los trabajos de ingeniería, suministro, construcción, instalación y pruebas de la obra civil, la red de media tensión, el sistema eléctrico de evacuación de energía y la interconexión a la red del parque.

Este proyecto forma parte de la segunda subasta eléctrica de largo plazo organizada por la Secretaría de Energía (Sener) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) del Gobierno de México celebrada en septiembre de 2016. En ella, Zuma Energía, resultó ganadora de una cartera total de 725 MW en energías renovables, 424 MW de los cuales se cubrirán con el parque eólico de Reynosa.

Con este proyecto, Acciona se consolida como un actor de referencia en el sector renovable en México, con 556MW en operación, así como en la ejecución de proyectos para terceros.

LAS GRANDES OBRAS ESPAÑOLAS

El contrato de un ciclo combinado de 875MW en Guadalajara, que le fue adjudicado a Técnicas Reunidas el pasado mes de junio, es otro de los grandes proyectos que han logrado las firmas españolas en México. En este caso, Fisterra Energy, una compañía del grupo Blackstone especializada en el desarrollo de infraestructuras energéticas, seleccionó TR para el diseño, aprovisionamiento, construcción y puesta en marcha de un nuevo ciclo combinado. El valor total de contrato se aproxima a los 500 millones de dólares (446 millones de euros), según informó la empresa, que ha subrayó que esta nueva adjudicación en México confirma su apuesta y compromiso en Latinoamérica.

Tras el de Acciona, el contrato más reciente adjudicado en México a una española es el que ganó hace apenas dos semanas ACS, a través de su filial Cobra. Se trata de contratos de licencia para tres campos de gas natural, durante cuya vigencia invertirá 430 millones de euros, y espera llegar a tener en ellos una producción cuyo valor de venta superará los 860 millones de euros. A principios del mes de julio fue Sacyr la que entró en el mercado de concesiones de México con la adjudicación de la rehabilitación, mantenimiento y conservación de 91.5 kilómetros de carretera por 190 millones de euros. El proyecto tiene una duración de 10 años y afecta a los tramos de Pirámides-Tulancingo y Tulancingo-Pachuca, en los Estados de México e Hidalgo.

Por su parte, FCC se encuentra desarrollando, junto a Carso (firma del magnate Carlos Slim) la construcción de un gasoducto de unos 600 kilómetros de longitud en el Norte de México, presupuestado en unos 230 millones de euros.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Economía hoy. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.