El atacante madrileño Gareth Bale sufre su décima novena lesión muscular desde que llego a la capital española. Debido a la rotura fibrilar que tuvo en la pierna izquierda durante el entrenamiento del pasado Jueves, el extremo merengue se perderá el derbi del Wanda Metropolitano el próximo 18 de noviembre.

Los jugadores del Real Madrid el galés Gareth Bale y el brasileño Marcelo Vieira durante el entrenamiento realizado hoy en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, donde el equipo prepara el partido de la undécima jornada de Liga que disputa ante la UD Las Palmas mañana en el Santiago Bernabéu. Foto: EFE

Madrid, 10 nov (EFE).- El futbolista galés Gareth Bale sufre una rotura fibrilar en el tercio medio del músculo aductor de la pierna izquierda durante el entrenamiento del pasado jueves, informó el Real Madrid en un comunicado.

El extremo del conjunto blanco había vuelto a los entrenamientos a finales de la semana pasada tras la lesión que sufrió en el sóleo de la pierna izquierda, el 26 de septiembre, en el encuentro en el que el Real Madrid venció 1-3 al Borussia Dortmund.

Un retorno que Bale se tomó con calma para alcanzar el mejor tono físico posible y con la vista puesta en el derbi del Wanda Metropolitano del próximo 18 de noviembre.

Para dicho encuentro, el francés Zinedine Zidane esperaba contar con la BBC (Bale, Benzema y Cristiano) al completo, plan que se le trastoca por las molestias del galés.

Con esta rotura fibrilar ya son 19 las lesiones musculares que ha sufrido Bale desde que llego hace cuatro años a la capital de España.

Este nuevo contratiempo mantendrá al jugador alejado de los terrenos de juego un mínimo de diez días o un máximo de un mes, dependiendo del grado de la misma que el Real Madrid no ha especificado en el comunicado.

Por esto también se perderá el encuentro de Liga de Campeones del 21 de noviembre frente al Apoel y dependerá de cómo evolucione la lesión determinar la fecha en la que vuelva a vestir la camiseta del Real Madrid.