Legisladores del Partido Revolucionario Institucional y del Partido de Trabajo expresaron que el caso del ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, quien fue liberado por falta de pruebas en el delito de acopio de armas, “lastima la imagen del Ejército mexicano y es un revés para el sistema de procuración de justicia”.

En el marco de la sesión de la Comisión Permanente, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, lamentó que la autoridad sufra un revés porque es también un revés para la población.

“Por eso tiene que ser tan delicada, tan comprometida su labor, tan desprovista de elementos que no sean cuestiones estrictamente sujetas a derecho. Aquí no se valen los latidos, los presentimientos, las visiones, las videntes, aquí todo tiene que ser estrictamente apegado a derecho”.

“No me causa alegría que la autoridad sufra un revés en estas situaciones independientemente de las filiaciones o los personajes, aquí se trata de que los órganos del Estado deben ser cada vez más eficientes y este es un revés importante”, destacó.

Entre tanto, el senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) , Carlos Jiménez Macías, pidió que no se utilicen los instrumentos del Estado en contra de adversarios políticos y que no se judicialice la política.

Por separado, el coordinador de los senadores del PT, Ricardo Monreal, manifestó que este asunto tendrá repercusiones al interior del Ejército mexicano, pues fueron militares quienes detuvieron a Hank Rhon.

“El gran perdedor de toda esta maraña es el Ejército, las instituciones armadas que son utilizadas de manera vil. No se le puede seguir utilizando así al Ejército”, expuso el senador zacatecano.