El Gobierno británico puede activar en cualquier momento el artículo 50 del Tratado de Lisboa que iniciará las negociaciones con Bruselas para la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La reina Isabel II de Inglaterra sonríe tras finalizar su visita al Museo Nacional del Ejército en el céntrico barrio londinense de Chelsea, Reino Unido, hoy, 16 de marzo de 2017. EFE/Andy Rain

Londres, 16 marzo (EFE).- La reina Isabel II, jefa de Estado británica, sancionó hoy la ley del “Brexit”, que autoriza al Gobierno a comunicar a Bruselas que activa la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), informó hoy el Parlamento.

El Gobierno británico puede activar en cualquier momento el artículo 50 del Tratado de Lisboa que iniciará las negociaciones con Bruselas para la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

El proceso del Reino Unido para salir de la Unión Europea (UE), que fue sancionado hoy por la Reina Isabel II y que puede activarse a partir de ahora, pone a prueba la cohesión política de un país donde están más vigentes que nunca las viejas rivalidades entre europeístas y euroescépticos.

Theresa May, primera ministra conservadora, gestiona un complejo escenario en el que Escocia baraja un nuevo referéndum de independencia, está en juego la paz en Irlanda del Norte y surgen voces de alarma sobre las consecuencias del “brexit” desde el propio partido de Gobierno, históricamente dividido sobre Europa.

“Claramente, hay serios riesgos para la estabilidad del Reino Unido”, afirmó a Efe Akash Paun, investigador del “think tank” británico Institute for Government (IfG).

“No se reflexionó en profundidad antes del referéndum de junio sobre lo que significa realmente el ‘brexit’ y cómo se va a implementar”, argumentó.

En Escocia, la perspectiva de perder el acceso al mercado único ha llevado a la nacionalista Nicola Sturgeon, ministra principal de la región, a poner sobre la mesa la posibilidad de una nueva consulta en 2018.

El apoyo a la independencia ha sumado apenas unos puntos en las encuestas desde septiembre de 2014, cuando el 55.3 por ciento optó por quedarse en el Reino Unido, pero el “brexit” ha añadido presión en una autonomía donde un sólido 62 por ciento quería quedarse en la UE.

“Será difícil para el Gobierno británico negarse a celebrar otro referéndum, porque hay un precedente. Aun así, puede que argumente que los escoceses aún no conocen las circunstancias finales del ‘brexit’, por lo que no se debe votar todavía”, señaló a Efe Thomas Lundberg, politólogo de la Universidad escocesa de Glasgow.

Más allá de una eventual consulta, el sistema autonómico británico se enfrenta al reto de distribuir las competencias que el Reino Unido recuperará desde Bruselas con el “brexit”, en áreas como agricultura, pesca, energía e investigación.

Para los gobiernos regionales, las competencias que no están específicamente reservadas para Westminster pasarán a ser responsabilidad autonómica, una interpretación que Londres está decidida a disputar.

El desacuerdo amenaza con levantar una nueva “tormenta política”, en palabras de David Cetrà, investigador del Centre on Constitutional Change, de la Universidad de Edimburgo.

“La Unión Europea ofrecía un marco en el que los debates sobre la soberanía y las presiones nacionalistas eran acomodados y apaciguados. El ‘brexit’ desestabiliza los equilibrios precarios que existían”, indicó a Efe.

May afronta ese rompecabezas doméstico en paralelo a las difíciles negociaciones para forjar un tratado comercial con la UE, con la posibilidad en el horizonte de que no se llegue a formalizar un pacto en el plazo de dos años que establece el Tratado de Lisboa.

El ex primer ministro “tory” John Major ha advertido de que el futuro optimista que dibuja su correligionaria, en el que el Reino Unido se convertirá en el “campeón global del libre comercio” cuando rompa los lazos con la Unión, es “irreal y excesivamente optimista”.

También ha alzado la voz ex viceprimer ministro conservador Michael Heseltine, para quien el referéndum de junio no otorga al Gobierno el mandato de salir del club europeo “a cualquier precio”.

Pocas horas después de lanzar esa advertencia en la Cámara de los Lores, el veterano político fue fulminado como asesor del Ejecutivo.

Esas disensiones han roto la voz única que había mantenido el Partido Conservador a favor del “brexit” desde junio, a pesar de que la mayoría de los diputados “tories” defendieron la permanencia antes del voto.

“Existe una poderosa corriente europeísta, o quizás más pragmática, dentro del Partido Conservador, que por razones políticas se está manteniendo en silencio”, señaló el analista del Institute for Government.

Para Paul Taggart, politólogo y director del Sussex European Institute, la formación de May “estaba, está y siempre estará enormemente dividida sobre cuál debe de ser la relación con Europa”.

Cuando arrecie la “batalla” de las negociaciones con Bruselas, alertó a Efe el experto, podrían multiplicarse los conflictos “no solo entre los partidos, sino también dentro de ellos”.

Esas mismas tensiones llevan meses afectando a la oposición laborista, que ha vivido diversas rebeliones del grupo parlamentario contra su líder, Jeremy Corbyn.

El veterano euroescéptico ha ordenado a sus diputados alinearse con el Gobierno para facilitar el inicio del “brexit”, a fin de cumplir el mandato del 51.9 por ciento de los británicos que votaron por salir de la UE.

La primera ministra brit·nica Theresa May, (AP Foto/Kirsty Wigglesworth)

LOS PUNTOS CLAVE DEL BREXIT

-¿QUÉ ES EL BREXIT?

La palabra “brexit” es el resultado de un juego de palabras británico entre los términos ingleses “Britain” (Reino Unido) y “Exit” (salida), con el que se denomina la eventual marcha de este país de la UE, acordada tras la votación de los ciudadanos británicos en el histórico referéndum del 23 de junio de 2016.

– ¿CUÁNDO COMENZÓ A EMPLEARSE ESE TÉRMINO?

El término se extendió tras la celebración del citado plebiscito sobre la permanencia o salida de la Unión Europea (UE), que se saldó con un 51,9 por ciento de los votos a favor de la marcha frente a un 48 % favorable a la continuidad. La consulta fue convocada por el ex primer ministro “tory” (conservador) David Cameron, quien dimitió tras conocerse el resultado, contrario a la línea oficial del Gobierno.

– ¿QUÉ ES Y QUÉ DICE EL ARTÍCULO 50 DEL TRATADO DE LISBOA?

El decisivo Artículo 50, formado por cinco puntos, establece el mecanismo para la retirada de un país comunitario del bloque.

El artículo dice:

“1.- Todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión.

2.- El Estado miembro que decida retirarse notificará su intención al Consejo Europeo….”

– ¿QUÉ PASA UNA VEZ INVOCADO EL ARTÍCULO 50?

Una vez invocado, comienza un periodo negociador formal de dos años entre la UE y el Reino Unido a fin de establecer los términos para el “brexit” y fijar las pautas de las nuevas relaciones futuras entre Londres y Bruselas.

– ¿CUÁNDO SALDRÁ EL REINO UNIDO DE LA UNIÓN EUROPEA?

Si ambas partes logran alcanzar un acuerdo en el plazo negociador establecido, el Reino Unido dejará de pertenecer a la UE en la primavera de 2019. Este calendario podría variar, sin embargo, en el caso hipotético de que ambas partes acordaran de manera unánime extender ese periodo de conversaciones.

– LA SITUACIÓN DE LOS COMUNITARIOS

Actualmente, hay 3,15 millones de ciudadanos comunitarios residiendo en el Reino Unido frente a 900.000 expatriados británicos que viven en diferentes países del continente, según datos oficiales. La situación de ambos es incierta. La primera ministra británica, Theresa May, ha insistido en que resolver su situación legal es prioritario siempre y cuando el resto de países proteja asimismo la situación de sus nacionales en la UE.

– ¿QUÉ PASA SI EL REINO UNIDO QUIERE VOLVER A LA UE?

Si el Reino Unido, o cualquier otro estado miembro que se ha retirado, solicitara de nuevo la adhesión, su petición se sometería al mismo procedimiento establecido para cualquier otro estado que desee adherirse.

CRONOLOGÍA

Foto: EFE

Estos son los principales acontecimientos desde que Londres se comprometió a convocar un referéndum europeo en 2013.

2013

23 de enero.- El entonces primer ministro británico, David Cameron, anuncia su intención de convocar, antes de 2018, un referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE si su partido, el Conservador, ganaba las elecciones en mayo de 2015.

2015

7 de mayo.- Se celebran las elecciones generales británicas y los “tories” de Cameron ganan con mayoría absoluta.

8 de septiembre.- La Cámara de los Comunes da luz verde a la ley que autoriza la convocatoria de un referéndum europeo.

2016

20 de febrero.- Cameron anuncia que el referéndum se celebrará el 23 de junio de 2016 y confirma que la postura oficial del Gobierno será la de defender la continuidad en “una Europa reformada”.

15 de abril.- Comienza la campaña oficial para el referéndum.

23 de junio.- El Reino Unido vota en referéndum el abandono de la UE. El 51,9 por ciento de los votantes fue partidario de abandonar la UE, frente a un 48. 1 por cineto  partidario de permanecer.

24 de junio.- Unas horas después de conocerse el resultado del plebiscito, Cameron anuncia su intención de dimitir en octubre.

29 de junio.- El Partido Conservador inicia la selección interna de su líder y futuro primer ministro, que sustituiría a Cameron y sería el encargado de negociar los términos del “brexit”.

La ministra británica de Interior, Theresa May; la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadsom; el titular de Trabajo y Pensiones; Stephen Crabb, y el antiguo responsable de Defensa Liam Fox, presentan su candidatura al liderazgo del partido.

30 de junio.- El titular de Justicia, Michael Gove, anuncia también su candidatura y, horas más tarde, el exalcalde de Londres Boris Johnson, abanderado del “brexit”, decide no presentar la suya. 5 de julio.- El grupo parlamentario del Partido Conservador descarta al exministro Fox para suceder a Cameron. El titular de Trabajo y Pensiones, Stephen Crabb, retira su candidatura.

7 de julio.- Theresa May y Andrea Leadsom competirán por suceder a David Cameron al frente del Partido Conservador y el Gobierno del Reino Unido, tras la votación de los diputados “tories”, en la que Michael Gove queda fuera al no contar con apoyos suficientes.

8 de julio.- May y Leadsom inician su campaña entre las bases conservadoras.

11 de julio.- Leadsom se retira de la carrera para encabezar el Partido Conservador y deja vía libre a May.

Graham Brady, presidente del Comité 1922, formado por el grupo parlamentario “tory”, proclama “formalmente” a Theresa May, líder del Partido Conservador, tras la retirada del resto de candidatos.

13 de julio.- Cameron presenta su dimisión a la reina Isabel II. Poco después, la reina llama a May para pedirle que, como líder del partido mayoritario en la Cámara de los Comunes, forme Gobierno.

Ese mismo día, May anuncia que David Davis, ministro Interior entre 2003 y 2008, pasaría a ser el ministro del “brexit”, cuya misión será la de negociar la salida del país de la UE.

3 de noviembre.- El Tribunal Superior de Londres obliga al Gobierno a consultar con el Parlamento antes de activar el “brexit”.

5 de diciembre.- El Tribunal Supremo inicia su examen del recurso elevado por el Gobierno de Theresa May, contra el dictamen que le obliga a consultar con el Parlamento antes de ejecutar el “brexit”.


2017

17 de enero.- La primera ministra anuncia que el Reino Unido saldrá del mercado único y de la unión aduanera y que someterá a votación parlamentaria el acuerdo definitivo al que llegue con Bruselas para la salida del Reino Unido de la UE.

24 de enero.- El presidente de la máxima instancia judicial británica, David Neuberger, informa tras estudiar el recurso del Gobierno, que el Supremo ha dictaminado que May sí necesita la autorización previa del Parlamento para activar el artículo 50.

26 de enero.- El Gobierno publica el proyecto de ley para invocar el artículo 50 y lo titula “Proyecto de ley de la Unión Europea (Notificación para la retirada)”.

31 de enero.- Se inicia el debate del proyecto legislativo en la Cámara de los Comunes.

2 de febrero.- El Gobierno británico publica un libro blanco en el que expone su plan de negociación de “brexit”.

8 de febrero.- La Cámara de los Comunes da el visto bueno a la ley del “brexit” por 494 votos a favor y 122 en contra.

1 de marzo.- La Cámara de los Lores aprueba una enmienda a la ley del “brexit” para garantizar los derechos de los ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido.

7 de marzo.- El Gobierno sufre su segunda derrota durante la tramitación del proyecto de ley del “brexit” en la Cámara de los Lores, que aprueba otorgar poderes al Parlamento para vetar un futuro acuerdo con Bruselas sobre la salida de la UE.

13 de marzo.- El Parlamento aprueba el proyecto de ley.

16 marzo.- El Gobierno británico activa el artículo 50 del Tratado de Lisboa y, con ello, dan comienzo las negociaciones con Bruselas


También te puede interesar