El niño de cuatro años fue localizado en la colonia Río Blanco de la delegación Gustavo A. Madero, de la Ciudad de México, luego de que los primos de la niña refirieran que había un quinto nieto, a quien creían muerto, luego de que la abuela, a quien llamaban “mamá”, lo golpeara hasta dejarlo inconsciente.

Ciudad de México, 16 de marzo (SinEmbargo).- Un primo de la niña que fue torturada y encadenada en Ixtapaluca, Estado de México, fue encontrado en condiciones similares y rescatado por la Procuraduría General de Justicia capitalina, durante un operativo para investigar el caso.

El niño de cuatro años fue localizado en la colonia Río Blanco de la delegación Gustavo A. Madero, luego de que los primos de la niña refirieran que había un quinto nieto, a quien creían muerto, luego de que la abuela, a quien llamaban “mamá”, lo golpeara hasta dejarlo inconsciente.

De acuerdo con los testimonios de los menores asegurados el 3 de marzo, el niños de 4 años estaba atado en el baño, mientras que la niña de 7 estaba encadenada a la ventana.

El niño refirió que quien le había propinado todas las lesiones fue la mujer detenida. Además, las heridas presentadas en ambos menores son similares; lesiones en la cara, cicatrices en todo el cuerpo, y una deformidad por fractura en el brazo derecho, entre otros.

El niño presentaba heridas severas, similares a las de su prima. Foto: Cuartoscuro.

El pequeño fue trasladado al Hospital Pediátrico de Peralvillo para su atención médica, donde al realizarle estudios médicos se observaron:

1.- Lesiones en manos y pies por ataduras prolongadas.
2.- Heridas y cicatrices en la cabeza y rostro.
3.- Falta de dientes.
4.- Deformidad en brazo derecho por fractura no atendida.
5.-Deformidad en rodillas por la posición en que estuvo amarrado.
6.- Cortaduras producidas con objeto punzocortante.
7.- Calvicie.

La PGJ capitalina informó que entrevistó a vecinos del lugar y se ratificó que los menores y su abuela tuvieron tres cambios de domicilio durante un año.

Al investigar cada domicilio de los familiares que se tenían registrados, “se pudo conocer el paradero del niño, cuando la madre biológica de éste fue citada por sus parientes en la casa que habitaba la probable participante. La entrega del menor se logró en la colonia Río Blanco, delegación Gustavo A. Madero”, explicó la dependencia.

La mujer fue detenida el pasado 3 de marzo en su domicilio en Cuatro vientos, Ixtapaluca; con ella se encontraban tres de sus nietos, de 5, 8 y 9 años de edad, quienes después de recibir atención médica, ingresaron al Centro de Estancia Transitoria para Niños y Niñas de la PGJ.

El agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes solicitará en las próximas horas la vinculación a proceso y la prisión preventiva contra la abuela de las víctimas, por el delito de privación ilegal de la libertad con la modalidad de causar un daño.

De encontrarse penalmente responsable, la imputada podría alcanzar una condena de hasta 60 años de prisión.

La carpeta de investigación sigue en integración por otros posibles delitos y la búsqueda de las madres de los menores continúa, informó la dependencia.


También te puede interesar