Como medida de seguridad, la UNAM implemento módulos para no dejar pasar a taxis sin pasaje a Ciudad Universitaria. Anunció que otras acciones del plan integral de seguridad se continuarán implementando de manera progresiva en los días sucesivos.

Ciudad de México, 18 de mayo (SinEmbargo).- La UNAM anunció que desde las 6 horas de este jueves, se instalaron puestos de control vehicular para evitar que taxis sin pasaje entren a Ciudad Universitaria, esto luego de que la comunidad exigiera mayor seguridad por la violencia que se ha presentado en el campus en los últimos días.

“En la Ciudad Universitaria se continúa con la aplicación de las acciones de seguridad aprobadas por los directores de facultades, escuelas, institutos, centros y programas de la Universidad Nacional Autónoma de México”, señaló la Máxima Casa de Estudios en un comunicado.

Los módulos, explicó la Universidad, han sido colocados en varios de los accesos con mayor flujo vehicular, como los ubicados sobre avenida Insurgentes, a la altura de la Escuela Nacional de Trabajo Social, del MUCA y frente a la Facultad de Filosofía y Letras, así como en la avenida Universidad 3000, Cerro del Agua y Delfín Madrigal.

Anunció que otras acciones del plan integral de seguridad se continuarán implementando de manera progresiva en los días sucesivos y que las Comisiones Locales de Seguridad de las diferentes entidades educativas que integran el campus evalúan la pertinencia de llevar a cabo algunas otras medidas adicionales.

Desde las 6:00 horas de este jueves fueron instalados puestos de control vehicular en diversos accesos a CU. Foto: Cuartoscuro.

El pasado 8 de mayo, el cuerpo de un hombre fue hallado en la misma zona de CU en la que se encontró sin vida a la joven Lesvy Berlín Osorio.

Estudiantes de la Universidad han convocado a protestas para exigir justicia por las víctimas y para pedir seguridad en el campus, así como en todas las escuelas de la UNAM.

El pasado 12 de mayo, los directores de las facultades convinieron diversas medidas, incluyendo mantener la vigilancia permanente en las inmediaciones y en los accesos a las instalaciones universitarias por parte de agentes de seguridad pública.

También acordaron extender y reforzar la iluminación en distintas zonas de los campus, ampliar el número de cámaras de seguridad en espacios identificados como vulnerables, instalar nuevas y modernas bases de vigilancia y ubicar botones de emergencia en los puntos que sean determinados por las comisiones locales de seguridad de la Universidad.