Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 20 de marzo (SinEmbargo).– El ex Presidente Vicente Fox Quesada negó que le preocupe el caso Oceanografía e incluso bromeo con el tema.

“Tenemos cero preocupación sobre el tema, tenemos cero participación, cero meter las manos en la empresa”, dijo Fox Quesada durante su participación en la Cumbre Económica México, organizada por Bloomberg,

Fox Quesada dijo que las autoridades correspondientes deben actuar en el caso ya que el problema está afectando a la Reforma Energética y a Petróleos Mexicanos (Pemex).

“El problema no es que uno demuestre, sino que la autoridad proceda, castigue, porque además sostener esta parafernalia alrededor de Oceanía, Oceánica o como se llame, está perjudicando la Reforma [Energética], está reflejando una mala imagen de Pemex”, comentó el ex mandatario entre risas.

Tras su participación en el evento, argumentó que la autoridad todavía no establece si hay delito de esa empresa en su relación con Petróleos Mexicanos. En todo caso, continuó, engañó al grupo financiero Banamex.

Oceanografía, ligada a los hermanos Bribiesca Sagahún, hijos de Martha Sahagún de Fox, es investigada por un fraude de 360 millones de pesos a Banamex y Citicorp, que involucra a Petróleos Mexicanos (Pemex) y está acusada de causar una afectación a Pemex por 3 mil 250 millones de pesos. Su dueño Amado Yáñez Osuna enfrenta cargos por un presunto desvío de 585 millones de dólares y lavado.

La investigación develó una posible red de tráfico de influencias. Según investigaciones, la compañía forma parte de una red de complicidades entre funcionarios y ex funcionarios panistas durante los sexenios de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa.

La empresa de Yáñez Osuna también se ha relacionado con fraudes a otras instituciones privadas y dependencias de gobierno como Banamex, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Pemex y el banco holandés Rabobank.

Luego de que se diera a conocer el fraude , empleados de la compañía se pusieron en huelga para exigir el pago de su salario, pues no se les había pagado desde que Oceanografía fue intervenida por el gobierno federal. Luego de ello, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se hizo cargo de la paga a los trabajadores.