Saltillo, 20 Jun. (Notimex).- El gobierno de la entidad analiza la situación de sequía que persiste desde hace 10 meses en todas las regiones, para poder declarar la entidad como zona de desastre, afirmó el mandatario estatal Jorge Juan Torres López.

Lo anterior, ante la falta de lluvias y graves daños a los agricultores y ganaderos.

Señaló que a dicha situación se le suma la afectación generada por los más de 103 incendios forestales que se han estado presentando durante este 2011, dañando más de 327 mil 747 hectáreas, fauna y ranchos ganaderos.

“Estamos afectados por dos situaciones, una por la parte de la sequía, pues ya tenemos muchos meses que no ha llovido en ninguna parte del estado”, expuso.

“Y la parte también que fue afectada por los incendios, que trajo afectaciones a la ganadería, la caza y la fauna”, precisó.

Indicó que las áreas más afectadas de la entidad se localizan en la Región Centro, Norte y Laguna, por lo que si no se presentan precipitaciones en la temporada de lluvias, habrá que pedir recursos extraordinarios.

Indicó que se está integrando el expediente para solicitar recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), como hacer valer el Seguro Catastrófico, tanto para el ganado bovino y caprino.

Ello, además de que Coahuila está en el programa de suplemento alimenticio, situación por la que atraviesan varios estados.

En otro tema, dio a conocer que el próximo miércoles y jueves se dará la apertura de nuevas empresas en la región centro en el ramo industrial y comercial, las cuales estarán generando más de mil empleos.

Manifestó que a estas inversiones se adiciona la generación de empleos de la empresa Magna, que ofertó hace poco 500 nuevas plazas, sumando un total de mil 800 y beneficiando a la población de Múzquiz, San Juan de Sabinas, Sabinas y de los Cinco Manantiales.