Foto: Cuartoscuro

Desde 2008, más de 8 mil personas han muerto debido al conflicto armado en Irak, mientras que en México, de 2006 a la fecha, se reportan extraoficialmente más de 40 mil víctimas, compara un reportaje de la cadena de televisión Aljazeera, quien esta semana publica tres piezas –realizadas en Ciudad Juárez y en la sierra de Guerrero– en las que describe las consecuencias de la ofensiva del presidente Felipe Calderón contra los cárteles de la droga.

En Juárez, el reportero Josh Rushing describe cómo una ciudad en expansión industrial y modelo de progreso económico en México se convirtió en la capital mundial del crimen.

La historia oficial, narra en el video, es que los cárteles de Sinaloa y Juárez están luchando por esa plaza y el acceso que ofrece a los miles de millones de dólares del mercado de estupefacientes sólo en Estados Unidos, cuya frontera se localiza a sólo unos cuantos metros de distancia.

En la entrega de este miércoles, Rushing viaja a comunidades de la sierra de Guerrero, en donde registra los reclamos de los pobladores, quienes aseguran que el gobierno mexicano utiliza la guerra contra el narcotráfico como pretexto para reprimir a indígenas y a comunidades campesinas, en uno de los estados que, según él mismo cita, es de los más pobres de México, pero también uno de los principales productores de droga en el país.