“Imagínense nada más al que estuvo soñando con llegar a ser Diputado o Senador, pues para que le cayera una pinche lanota, y se la pasa llorando todas las noches”, dijo Víctor Trujillo, mejor conocido como “Brozo”, a propósito del plan de austeridad de Andrés Manuel López Obrador. 

Ciudad de México, 21 de julio (SinEmbargo).- Victor Trujillo, mejor conocido como “Brozo”, habló sobre los funcionarios que rechazan el plan de austeridad propuesto por Andrés Manuel López Obrador, virtual Presidente electo de México.

“Imagínense nada más aquél que estuvo soñando con llegar a ser Diputado o Senador, pues para que le cayera una pinche lanota, y se la pasa llorando todas las noches”, dijo en su canal de YouTube.

La propuesta de reducir los sueldos y cortar con los privilegios de los altos funcionarios del país, ha provocado un amplio debate.

Funcionarios de la actual administración, a cargo de Enrique Peña Nieto, intelectuales, especialistas de la sociedad civil, ciudadanos y periodistas han conversado a propósito de una de las principales propuestas del tabasqueño.

López Obrador ha dicho que además de bajar su propio sueldo, impulsará las modificaciones legales para que tanto los legisladores federales, Ministros de la corte, así como altos funcionarios al servicio del Estado, no puedan ganar más que el Presidente de la República.

En plan de reducciones salariales de López Obrador forma parte de una una serie de 50 medidas de austeridad, que aplicarían a partir del diciembre y representarán un ahorro durante su administración, y donde los recursos obtenidos se utilizarían para financiar programas sociales.

Al presentar su programa de austeridad el tabasqueño precisó que el ajuste de sueldos de los altos funcionarios públicos es a partir de los que reciben más de un millón de pesos al año. Los que ganan menos quedarán con su mismo salario e incluso se aumentarán sus percepciones.

López Obrador informó que el salario que recibirá como Presidente será de 108 mil pesos mensuales, el 40 por ciento de lo que recibe actualmente Enrique Peña Nieto, que es de 270 mil pesos. Dijo que quería bajar más su sueldo pero, como será el techo, necesita margen para dar un buen salario a los secretarios de Estado.