José de Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango, fue presentado esta mañana a los medios por la Policía Federal. Las autoridades plantearon que el presunto líder de La Familia Michoacana  era uno de los 37 objetivos prioritarios del gobierno federal, de acuerdo con una lista que dio a conocer en 2009. Con su captura, el gobierno federal ha logrado detener a 21 de los principales blancos y aún faltan por ser arrestados 16.

En conferencia de prensa, el comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, detalló que la detención de “El Chango” Méndez, se realizó en el municipio de Cosío, en Aguascalientes, en una operación “quirúrgica” en la cual no fue necesario el uso de armas de fuego.

El funcionario explicó que el líder de La Familia se ocultaba en Aguascalientes para huir de la acción de la justicia, debido a que su estructura operativa fue debilitada a finales de mayo con la captura de 40 operadores en Jalisco. Además informó que aún están prófugos dos de los seis fundadores de La Familia que son Servando Gómez Martínez “La Tuta” y Enrique Plancarte “La Chiva”, otros tres están muertos y uno más, Nazario Moreno “El Chayo”, fue abatido en diciembre pasado.

Ayer, Alejandro Poiré, vocero de Seguridad Nacional, afirmó que con la captura de “El Chango” se dio el golpe más contundente a La Familia y se detuvo a su integrante más peligroso. El funcionario afirmó: “Se destruye así  lo que quedaba en la estructura de mando de esa organización. El golpe dado este día pone a disposición de la justicia a la cabeza principal que quedaba de esa estructura, responsable de ataques a la autoridad y a la población –incluidos los ataques del 15 de septiembre de 2008–, además de asesinatos y secuestros”.

En una operación policiaca donde participaron decenas de agentes, la Policía Federal logró la captura en Aguascalientes de Méndez Vargas, sujeto que es considerado de “alta peligrosidad” y el último de los líderes de la organización criminal La Familia.

En su cuenta de Twitter @AlejandroPoire, el funcionario afirmó que esta captura “es el golpe más contundente del gobierno federal al grupo criminal La Familia; cae su mayor liderazgo restante”. También planteó: “Con esto han caído 21 de las 37 cabezas del crimen organizado”.

A su vez, el presidente Felipe Calderón, también vía twitter (@FelipeCalderon), expuso: “Gran golpe de la policía federal al crimen organizado. Uno de los criminales más buscados fue capturado. Felicidades”.

Tras su captura, el detenido fue llevado a las instalaciones de la corporación policiaca ubicadas en el fraccionamiento Ojocaliente, en el oriente de la capital hicrocálida, misma que, hasta las 15:30 horas era resguardada por decenas de policías e incluso por francotiradores en las azoteas de los edificios contiguos a esa sede. Media hora después fue trasladado a la Ciudad de México.

 

¿QUIÉN ES EL “CHANGO” MÉNDEZ?

Tras la muerte de Nazario Moreno González “El Chayo”, en diciembre de 2010, el nombre de José de Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango”, se volvió uno de los principales objetivos para la Policía Federal, la Procuraduría General de la República y las fuerzas armadas.

Según fuentes de la PF, al morir “El Chayo” el cártel de La Familia se dividió en dos grupos: uno—que se autonombró Los Caballeros Templarios— quedó al mando de Servando Gómez “La Tuta” y otro a las órdenes de “El Chango” Méndez. Dicha separación, afirman, fue producto de diferencias en la repartición de las ganancias.

José de Jesús se formó en las filas del cártel de Sinaloa, tomó prácticas militares, perteneció al grupo de “Los Talibanes” y comandó un grupo de pistoleros bajo las órdenes de Édgar Valdez Villarreal “La Barbie”, antes de unirse a La Familia.

La PGR perseguía a Méndez por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud, así como por homicidio calificado, y había ofrecido 30 millones de pesos de recompensa por su captura.

Acompañado siempre de un grupo de guardaespaldas llamado “los 12 apóstoles”, José de Jesús es responsable del trasiego y venta de cocaína, cristal y mariguana, en distintos estados del país y en Estados Unidos. También se le atribuye la autoría intelectual de levantones y homicidios.