La Habana, 22 Jun (Notimex).- Los oficialistas Comités de Defensa de la Revolución (CDR) iniciaron una campaña contra las indisciplinas y delitos en Cuba, en momentos en que el gobierno confirmó un retroceso en la lucha contra el desorden empresarial y la corrupción.

Los CDR, fundados por el líder cubano Fidel Castro en 1960, desarrollarán esta semana el XXVII Ejercicio Nacional de Vigilancia para fortalecen a la organización en la lucha contra los ilícitos, dijo Miguel Marrero Sosa, miembro del Secretariado Nacional.

Marrero, jefe de la esfera de Vigilancia de los CDR, precisó que la demostración será hasta el próximo domingo y señaló un aumento del robo con fuerza en viviendas, el hurto de componentes de la telefonía pública y del sistema ferroviario.

El “Ejercicio de Vigilancia” coincide con un reporte oficial sobre un “retroceso” en el control interno en las empresas de La Habana, comparado con el año pasado.

Al término de una auditoria, se informó que de las 132 entidades controladas en esta capital durante ese proceso, efectuado del 25 de abril y el 31 de mayo del presente año, sólo 73 alcanzaron la categoría de “aceptable”.

La auditoría abarcó en total a 750 empresas cubanas, como parte de las sistemáticas pesquisas gubernamentales para evitar el avance de la corrupción.

De acuerdo con la información, se incrementaron los hechos delictivos y de corrupción al faltar, precisamente, acciones de control interno, entre otras razones, a causa de la no conciencia de algunos cuadros del papel del control y de su poca preparación.

También influyó, según el informe presentado por la Contraloría General de la República, la falta de ejemplaridad de los jefes y la no participación de los trabajadores en el control de los recursos a ellos asignados.

La contralora general Gladys Bejerano llamó a hacer una correcta percepción de los riesgos, e insistió en no confiarse ni ser superficiales cuando se trata de proteger los recursos del Estado.

El presidente Raúl Castro decretó desde 2007 una regulación contra el delito y la corrupción la cual estipula sanciones a cuadros administrativos del Estado y el gobierno por violar normas de disciplina laboral o la “apropiación indebida” de bienes estatales.

Medios oficiales cubanos reportaron el pasado 9 de junio la imposición de sanciones a varios acusados de corrupción, entre ellos un ex viceministro de la Industria Alimeria y otros 10 funcionarios de esa dependencia y de la empresa mixta Río Zaza.

A ese episodio de corrupción lo antecedió el caso de un grupo de directivos, ejecutivos y funcionarios de la aerolínea estatal “Cubana de Aviación” y de la empresa mixta “Sol y Son los Viajes S.A”, condenados por actos de corrupción administrativa.