Ginebra, 24 Jun (Notimex).- Los juicios militares a 21 activistas, incluidos ocho destacados defensores chiítas líderes de la oposición en Bahréin, suponen “persecución política”, denunció hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH).

“Existen serias preocupaciones de que el derecho al debido proceso de los acusados, muchos de los cuales son conocidos defensores de los derechos humanos, no se ha respetado”, dijo la portavoz de ACNUDH, Ravina Shamdasani, en rueda de prensa.

“Las pruebas de las que disponemos señalan que esto lleva el sello de una persecución política”, subrayó.

Según fuentes del ACNUDH, el Juzgado de Primera Instancia del Tribunal Seguridad Nacional ha condenado a más de 100 personas desde marzo pasado, la mayoría por una amplia gama de delitos que se presume fueron cometidos durante las protestas.

“Entendemos que, en total, más de mil personas permanecen en prisión”, indicó Shamdasani.

“Instamos a las autoridades (de Bahréin) a actuar en estricta conformidad con sus obligaciones internacionales de derechos humanos, en particular sobre el derecho al debido proceso y a un juicio justo”, enfatizó.

ACNUDH llamó a poner un alto de inmediato a los juicios de civiles en el Tribunal de Seguridad Nacional de Bahréin y la liberación inmediata de todos los manifestantes pacíficos que fueron arrestados en el contexto del movimiento de protesta en febrero pasado.

“Hemos recibido informes preocupantes de la tortura y maltrato de los que han sido objeto esos manifestantes, incluyendo palizas severas a algunos de los que acaban de ser sentenciados”, describió Shamdasani.

Detalló que en especial cuatro personas que fueron detenidas murieron bajo custodia debido a las lesiones derivadas de graves torturas.

“El gobierno debe realizar una investigación independiente urgente sobre esos alegatos”, instó la ACNUDH, tras advertir que de lo contrario “se debe proceder a una investigación internacional”.