Chilpancingo, Gro., 24 Jun. (Notimex).- El Fovissste abatirá en este año la cartera emproblemada, con 35 mil casos pendientes por resolver, y que llegó a representar un costo de siete mil millones de pesos, confió el vocal Ejecutivo de la institución, Manuel Pérez Cárdenas.

En la entrega de 386 viviendas y obras de urbanización e infraestructura en los conjuntos habitacionales “Los Héroes” y “Las Torres”, dijo que hace cuatro años el Fovissste había contabilizado 655 mil créditos con diversos problemas y al cierre de 2010 quedaron resueltos 320 mil de ellos.

Los problemas van desde construcción, hasta impagos, recuperación de créditos, falta de documentación y de escrituras, así como “créditos inventados”.

Pérez Cárdenas dijo que la transparencia en el Fovissste le ha permitido ser lo que era impensable hace tres años: “En solamente dos años ha acumulado 40 calificaciones AAA.

Asimismo, dijo que el Fovissste tiene capacidad para superar la meta de los 90 mil financiamientos previstos para este año.

Aclaró que la institución no tiene problemas de morosidad ni tampoco de viviendas abandonadas, en particular en zonas del norte del país donde ha impactado más la inseguridad.

Atribuyó la situación a que se han “eficientado los mecanismos de cobranza, tanto de cuotas de seguridad social, que son cinco por ciento que pagan los patrones al Fondo de Vivienda, como de las amortizaciones, de 30 por ciento, por el beneficio de un crédito que adquirieron”.

De esa forma señaló que los patrones, es decir gobierno federal y estatales, instituciones, secretarías de Estado, organismos operadores de agua y universidades públicas, entre otros, retienen el pago del acreditado a través de la nómina.

“La cartera emproblemada llegó a ser de siete mil millones de pesos, estamos saneando la cartera en su conjunto”.

Dijo que de ésta se destacó el caso de 100 mil créditos con cofinanciamiento con la banca comercial y Banobras contratados entre 1987 y 2007. “Sólo la compra de cartera a bancos para el programa de cofinanciamiento debió costar seis mil millones de pesos”.