Las autoridades mexicanas desconocen la dimensión real de la trata de personas en este país, que se ha convertido en un “paraíso” para la comisión de estos delitos, dijo a la agencia EFE la experta Alicia Mesa Bribiesca, mientras que la Comisión Especial Para la Lucha contra la Trata de Personas de la Cámara de Diputados advirtió que el tráfico de seres humanos puede convertirse en el primer negocio de la delincuencia.

“El problema que tenemos en México es que las autoridades no han detectado el problema. Esto es un indicador de que no están poniendo los ojos. Y no visibilizarlo es no comprometerse con una legislación y una política pública adecuada”, explicó Mesa Bribiesca, representante del Observatorio Latinoamericano contra la Trata de Personas.

“Es más, (México) es un paraíso para el turismo sexual y la trata de personas”, agregó esta representante también del Observatorio contra la Trata de Personas en el Distrito Federal, que es parte del Latinoamericano.

La especialista recordó que, según la Procuraduría General de la República (PGR), en México hay entre 16 mil a 20 mil personas involucradas en delitos de trata.

“Yo creo que son muchísimos más”, aseguró Mesa Bribiesca, quien considera que los datos más duros sobre la situación vienen de fuentes foráneas.

“Por otro lado, más bien a nivel internacional por parte de Naciones Unidas, sabemos que somos el primer país o segundo, competimos con Tailandia, en turismo sexual de niñas, niños y adolescentes”, sostuvo.

Mesa Bribiesca participó hoy junto a otros expertos en la presentación del II Informe Respeto de los Derechos Humanos en Trata de Personas con Fines de Explotación Sexual en el Distrito Federal.

En el acto, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, dijo que la trata de personas en México podría ser equiparable con el narcotráfico en cuanto a las ganancias que deja.

Tendencias preocupantes en la capital del país son, según Mesa Bribiesca, que las víctimas de explotación sexual en barrios como La Merced “cada vez son más jóvenes”, hasta de 13 años, y que sucumben ante redes de corrupción “que les consiguen credenciales del Instituto Federal Electoral (IFE) para que puedan pasar a los hoteles como adultas”, apuntó.

Entre las carencias denunciadas en la urbe están los “atrasos significativos en la detección y persecución” de delincuentes ligados a este delito.

Además, “serias dificultades para analizar de manera consistente la información” sobre trata, asesinatos de mujeres y todo lo relacionado con pornografía, lenocinio, turismo sexual, corrupción de menores y secuestros.

El informe considera que ante el problema, centrar el trabajo solo en legislar es insuficiente, y denuncia que quien cae en las redes de trata para fines sexuales son víctimas “de una nueva esclavitud”, y sometidas a menudo a violencia cuyo caso extremo es “el feminicidio”.

Para la PGR, donde se encuentra la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), este es “un delito que ha existido muchos años auspiciado por el silencio” en México.

La dependencia destaca que desde 2008 han aumentado las investigaciones en torno a este delito. No obstante, de enero a noviembre de 2011 solo 11 personas fueron encarceladas y 110 víctimas atendidas.

Por estados, los de mayor incidencia de este delito son Baja California, Veracruz, Guanajuato, Tlaxcala, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y el Estado de México.

Por su parte, la Comisión Especial Para la Lucha contra la Trata de Personas de la Cámara de Diputados advirtió que el tráfico de seres humanos puede convertirse en el primer negocio de la delincuencia.

Durante un foro celebrado el martes en el Palacio Legislativo de San Lázaro se dio a conocer que el Congreso federal impulsará un observatorio ciudadano que dé seguimiento a lo largo de la República la aplicación de la nueva ley en la materia. Desde dicha instancia cualquier persona u organización podrá monitorear que el contenido de la ley se aplique.

Es decir, se abrirá un espacio para la denuncia proveniente desde las distintas instancias de la sociedad civil con objeto de que el Congreso federal cumpla con el cometido de dar vigencia y capacidad práctica a la legislación.

En su turno, el representante regional para México y Centroamérica de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonio Luigi Mazzitelli, reveló que en el mundo, cada año, 2 millones 400 mil personas sobreviven a la trata, y el negocio que se genera por ese delito ya alcanza los 32 mil millones de dólares para las organizaciones criminales.

Con información de EFE y Notimex.