Ciudad de México, 1 de febrero (SinEmbargo).- Esta semana, el gobierno de México anunció la nueva Estrategia Nacional Antisecuestro, que se resume en un decálogo de acciones que van desde privilegiar el uso de la inteligencia hasta evaluar y dar seguimiento a todas las acciones.

Como parte de dicha estrategia, también se creó la  Coordinación Nacional Antisecuestro que encabeza Renato Sales Heredia, quien admitió que hay un cifra negra de secuestros por lo que no se sabe cuántos casos se registran realmente en el país.

Según cifras del Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi), de cada 100 plagios que se cometieron en 2012, solamente dos fueron denunciados a las autoridades, por ello, Sales Heredia reconoció que uno de los pocos delitos que no disminuyó en el país en 2013, fue, precisamente, el secuestro.

El Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) informó la semana pasada que durante 2013 se registraron mil 695 secuestros en México, lo que representa un aumento del 20 por ciento respecto a los cometidos en 2012, un nivel nunca antes visto en el país. Las cifras muestran que el promedio diario de secuestros en el país es de 4.6.

En la última década, el delito se incrementó 510%. Uno de los principales factores que impulsaron su crecimiento, de acuerdo con distintos análisis sobre el tema, es que desde hace cinco años los grandes grupos del crimen organizado encontraron en el secuestro  una forma de financiar sus actividades.

Grupos como los Zetas, la familia Michoacana y los Caballeros Templarios, entre otros, han diversificados su actividades más allá del narcotráfico.

Durango, Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, Estado de México, Morelos y Zacatecas, son las entidades federativas que concentran el 78 por ciento de los plagios en el país.

El miércoles, el Diario Oficial de la Federación (DOF), publicó el documento que crea la nueva coordinación y plantea que entre sus facultades está la integración y funcionamiento de un sistema único de información criminal en una plataforma tecnológica e informática.

El ordenamiento, que incluye ocho artículos y dos transitorios, expone que se crea el Comité Especial de Seguimiento y Evaluación de las acciones para prevenir, investigar, sancionar y erradicar el delito de secuestro.

El decreto, también establece que la Segob proveerá los recursos humanos, materiales, tecnológicos y financieros que requiera la coordinación para el ejercicio de sus funciones.

Hasta ahora las críticas hacia la nueva estrategia han sido variadas: el 29 de enero el diario estadounidense Los Angeles Times publicó que para que México pueda frenar el aumento del secuestro, que lo tiene ubicado como el país número uno en la comisión de ese delito en el mundo, el sistema judicial “poco profesional e irresponsable” debe hacer cumplir la ley.