La ONU-DH publicó un video en el que documenta los sucesos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca. Además de ofrecer detalles sobre su labor y recoger diversos testimonios de pobladores, quienes sufrieron de una violencia inusitada en el poblado, la organización internacional se muestra preocupada ante los hechos y hace un llamado a privilegiar el diálogo y a evitar todo tipo de actos violentos. Además, menciona la importancia de una investigación exhaustiva para esclarecer lo sucedido y llevar justicia y reparación a las personas afectadas. Finalmente, la ONU expresa que lo sucedido el 19 de junio no quede impune ya que será la medida principal “de no repetición”.

Ciudad de México, 2 de julio (SinEmbargo).- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) difundió este viernes un video en el que documenta la misión de observación que realizó en Nochixtlán, Oaxaca, del 20 al 23 de junio.

Su misión, registrar los actos de violencia y las graves violaciones de Derechos Humanos, que acaecieron el pasado domingo 19 de junio de 2016, y que se suscitaron en el contexto de los operativos policíacos para desalojar los bloqueos de maestros y pobladores, mismos que fueron establecidos como parte de las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en rechazo a la Reforma Educativa.

En el material se observan diversas zonas de la localidad oaxaqueña tras los enfrentamientos sostenidos entre elementos de la Policía federal y municipal, y docentes disidentes y pobladores. Asimismo, la ONU-DH recopiló los testimonios de familiares de las víctimas y de testigos de los hechos.

“Nochixtlán es un pueblo muy viejo, a pesar de que es un pueblo pobre, se come bien, se vive bien. Aquí es una plaza el domingo, se hace plaza, y vienen las gentes de todo alrededor, a vender sus productos aquí y es todavía un tianguis con costumbres anteriores, muy anteriores”, reza un hombre con su testimonio.

Pero esa tranquilidad que describe el hombre habría de ser quebrantada, ya que aquél domingo de junio las autoridades locales y federales se dirigieron a Nochixtlán, Blanca y Viguera, en Oaxaca, para proceder con los desalojos.

Sin embargo, en medio de los desahucios se dieron enfrentamientos, el más grave en Nochixtlán, donde al menos 10 personas -9 pobladores y un maestro- perdieron la vida a causa de disparos de arma de fuego. Decenas resultaron heridas, en su mayoría pobladores, y 23 personas fueron detenidas, 18 mientras cavaban una tumba en el panteón municipal, refiere el organismo internacional.

En un inicio se dijo que la policía no llevaba armas, pero la información y fotos recibidas sugieren lo contrario.

Los pobladores estuvieron mostrando a medios de comunicación los restos de la batalla, casquillos percutidos y balas encontradas disparadas por los elementos federales. Foto: Cuartoscuro.

Los pobladores estuvieron mostrando a medios de comunicación los restos de la batalla, casquillos percutidos y balas encontradas disparadas por los elementos federales. Foto: Cuartoscuro.

El testimonio de una pobladora de Nochixtlán, hermana de un herido de bala relata la experiencia de una tragedia: “Nos tuvimos que tirar varias veces al suelo porque no sabíamos de dónde salían las balas: sí de arriba, enfrente, de los hoteles, de las casas”.

La ONU-DH menciona que obtuvo información preocupante sobre la presencia de personas armadas, disparando a pobladores desde los tejados de algunos edificios, y que, además, se entrevistó con familiares y víctimas heridas, tanto pobladores como policías, detallando que la atención médica había sido insuficiente.

En ese sentido, la organización expone la declaración de la hermana de un menor herido, quien dijo que “en el hospital Básico, ahí pues ya no le querían hacer transfusión de sangre. Él estaba en apoyo de acarrear víveres y le tocó la bala perdida”.

Además de las aserciones recogidas, la ONU-DH destaca la labor de algunas instituciones con las que participó y con las que se ha mantenido en comunicación constante. Tal es el caso de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y del párroco de Nochixtlán, Adrián de la Cruz Hernández; de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en Oaxaca y de personas defensoras de los Derechos Humanos.

De acuerdo con la ONU, en una reunión con las autoridades, estas se comprometieron a esclarecer lo ocurrido, por lo que la organización “sostiene en su llamado a evitar todo acto violento y saluda el actual diálogo, que debe ser integral y efectivo”.

Asimismo, explica que la investigación exhaustiva debe de ser conducida para: esclarecer la tragedia, deslindar responsabilidades, y que todas las víctimas logren verdad, justicia y reparación.

Al final del video, se lee la siguiente leyenda: “Que lo sucedido el 19 de junio no quede impune, será la principal medida de no repetición”.

promo-nochixtlan