El Procurador capitalino Rodolfo Ríos dijo que se agotarán todas las líneas de investigación del múltiple homicidio. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

El Procurador capitalino Rodolfo Ríos dijo que se agotarán todas las líneas de investigación del múltiple homicidio. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

Ciudad de México 2 de agosto (SinEmbargo).- Los cinco cuerpos encontrados el fin de semana en la colonia Narvarte de la capital del país, entre ellos el del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, mostraban huellas de tortura y el tiro de gracia, confirmó el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) Rodolfo Ríos Garza.

“Los cinco cuerpos presentan una herida en la cabeza por disparo de arma de fuego”, expuso el Procurador capitalino y agregó que el arma usada es una calibre 9 mm.

En conferencia de prensa afirmó que la PGJDF tiene abiertas todas las líneas de investigación sobre el asesinato del fotoperiodista. Dijo que una de las hipótesis es el robo, ya que se encontró que el departamento donde ocurrió el multihomicidio había sido saqueado.

Cuestionado sobre los señalamientos que hizo Espinosa Becerril semanas antes de su asesinato en contra del Gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, responsabilizándolo de una campaña de hostigamiento en su contra, el Procurador capitalino respondió dos veces “tenemos abiertas  todas las líneas de investigación”.

De manera breve afirmó que este es un delito que “indigna a la sociedad, por lo que la dependencia trabaja ya con la Procuraduría General de la República (PGR) en la investigación del caso.

El titular de la Procuraduría de Justicia capitalina señaló que las víctimas femeninas tenían 18, 29, 32 y 40 años de edad, originarias de Baja California, Chiapas, Estado de México y de Colombia.

Detalló que la Fiscalía de Homicidios de la PGJDF ya entregó tres de los cuerpos y por secrecía de la información y en atención al protocolo de derechos humanos la dependencia a su cargo se reservó los nombres de las afectadas.

Ríos Garza dijo que en la parte ministerial ya se recabaron 15 declaraciones y realizaron diversas inspecciones, así como el levantamiento de indicios, búsqueda de evidencia video-gráfica y múltiples peritajes en materia criminalista, fotografía, química y genética para recabar pruebas y dar con los responsables.

Ya por la noche el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, lamentó la muerte de fotoperiodista.

En un breve comunicado, Duarte de Ochoa calificó como aberrantes los hechos y manifestó “su plena confianza en que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal habrán de esclarecer este caso lo más pronto posible”.

Desde ayer por la noche, organizaciones de protección a los derechos humanos, a la libertad de prensa, estudiantes, académicos y el gremio periodístico, condenaron el asesinato de Espinosa Becerril.

También se pronunciaron por otra de las víctimas que fue encontrada junto con el fotoperiodista, se trata de Yesenia Quiroz Alfaro y fue identificada por un usuario de Facebook.

Esta tarde la organización Artículo19 confirmó el nombre de la tercera víctima, se trata de una joven la cual fue identificada como Nadia Vera, que se desempañaba como productora General del Gran Festival Internacional Cuatro por Cuatro/Arte escénico contemporáneo y era activista del movimiento #YoSoy132.

Sin embargo las autoridades hasta el momento no han confirmado esta información.

En un comunicado, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) aseguró que se encuentra pendiente del curso que sigan las investigaciones por parte de las autoridades capitalinas, respecto del caso del asesinato del fotoperiodista y exigió su pronto esclarecimiento.

“Cabe recordar que es facultad de la Federación el ejercer atracción en aquellos casos de delitos del fuero común cometidos contra algún periodista que afecten, limiten o menoscaben el derecho a la información o las libertades de expresión o imprenta, por lo que la CEAV estará en permanente comunicación con las autoridades federales para que, de ser el caso, brindar las medidas de ayuda, asistencia y atención que la Ley General de Víctimas contempla para las personas en situación de víctima de este tipo de delitos”, comunicó.

Recordó que el pasado 15 de enero fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, el Acuerdo del Pleno de la CEAV por el que se emiten los Lineamientos para el Funcionamiento del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, que contempla los tipos de apoyo a cubrir con cargo al mismo, tratándose de hechos victimizantes del orden federal.

Por su parte, la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se pronunció en contra del asesinato del reportero de 31 años. A través de otro comunicado, el organismo indicó que se mantiene atento a las investigaciones de este crimen y que ha brindado acompañamiento a los familiares del fotoperiodista.

Por otro lado, la organización internacional de protección a la libertad de expresión Articulo 19, aseguró que este asesinato marca un nuevo hito en la violencia contra la prensa en México, pues es la primera vez que un periodista desplazado internamente es asesinado en el Distrito Federal.

“La violencia que había sufrido Espinosa era conocida públicamente, por lo que el homicidio del fotoreportero se produjo sin que las autoridades encargadas de proteger periodistas en este país movieran un solo dedo a favor de Espinosa”, dijo el organismo.

Este domingo, periodistas y organizaciones convocaron en redes sociales una concentración en el Ángel de la Independencia en el Distrito Federal a las 16:00 horas para exigir que no haya más periodistas y jóvenes asesinados.

Por su parte, el semanario Proceso lamentó el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa, quien colaboraba para dicha editorial.

“Este semanario exige a las autoridades del Distrito Federal, una investigación exhaustiva que tome como línea central la actividad periodística de nuestro compañero realizada en el estado de Veracruz, misma que lo llevó a autoexiliarse en esta ciudad, que hasta antes de los hechos que llevaron a su muerte, se consideraba un refugio seguro para la actividad periodística”. comunicó Proceso.

Rubén Espinosa estaba en condiciones de exilio en la Ciudad de México, porque se sentía bajo amenaza en el estado de Veracruz. En una reciente entrevista con SinEmbargo, acusó directamente al Gobernador Javier Duarte de Ochoa de haber convertido esa entidad en un camposanto.

Desde hace un mes vivía en el Distrito Federal, en un autoexilio de Veracruz, obligado por las amenazas de las que fue víctima. El joven salió huyendo el 9 de junio pasado, luego de protagonizar varios episodios de acoso.

El reportero gráfico era originario de la Ciudad de México, pero desde hace ocho años radicaba en Veracruz. En esa entidad dejó su trabajo, sus corresponsalías, amigos, su casa y hasta su perro por el miedo a ser asesinado como los 12 periodistas que ya fueron ejecutados durante la administración del Gobernador priista Javier Duarte de Ochoa.

En redes sociales circula una edición del semanario Proceso donde aparece la fotografía que Rubén tomó a Duarte de Ochoa y que habría causado la molestia de éste.

La concentración será en el Ángel de la Independencia de la Ciudad de México. Foto: Especial

La concentración será en el Ángel de la Independencia de la Ciudad de México. Foto: Especial

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también condenó el multihomicidio perpetrado este fin de semana en el que fueron privadas de la vida cinco personas, incluido el fotoperiodista, e hizo un llamado a las autoridades responsables de la investigación a realizar todas aquellas diligencias necesarias para determinar el móvil de los asesinatos, incluida la línea de investigación relacionada con la labor periodística de Rubén Espinosa. Pidió medidas de protección para la familia de Espinosa Becerril.

En un comunicado dijo que desde que tuvo conocimiento de los hechos, personal del organismo entabló comunicación con la PGJDF, con el objetivo de conocer el estado de la investigación y estará atenta al desarrollo de las indagatorias correspondientes.

#FotoReporterosMx, la organización de fotógrafos creada para promover, defender y cuidar de los derechos de la libertad de prensa, envió un comunicado para informar que los familiares de Rubén Espinosa no darán ninguna declaración por cuestiones de seguridad.

“Por medio de la presente, informamos a los medios de comunicación y a la sociedad civil que tras los hechos ocurridos acerca del asesinato del periodista Rubén Espinosa, los familiares y amigos, no han realizado, ni podrán dar ninguna declaración o entrevista por cuestiones de seguridad.

Agradecemos su atención y comprensión.

@FotoReporMx”, dice el texto.

OTRA VÍCTIMA IDENTIFICADA

Otra de las víctimas que fue encontrada junto con el fotoperiodista Rubén Espinosa y tres mujeres más, también fue identificada. Se trata de Yesenia Quiroz Alfaro, de 18 años.

El usuario de Facebook Carlos Flores Guillén compartió desde anoche en su muro el nombre de la joven, quien dijo, fue encontrada “desnuda, amarrada, con signos de tortura y tiro de gracia”.

“Fue encontrada en su departamento de la Colonia Narvarte, estudiaba algo, tenía aspiraciones y tal vez ideales, un mundo por delante, pero anoche, junto con otras cuatro personas, fue ultimada”, escribió.

“Le llaman multihomicidio, pero yo le llamo asesinato, tal vez por que existió algún vínculo entre ella y el periodista Ruben Espinosa, tal vez ella ni le conocía y sólo él visitó su casa por invitación de otra persona, tal vez lo conoció en la calle y aceptó hablar con él, se sintió en confianza terminando por invitarle un café en la sala de su departamento en la Colonia Narvarte, pero como ella no era fotoperiodista ni trabajaba en Proceso, nadie habla de la pérdida que su familia acaba de sufrir”.

“El periódico, el radio, la televisión sólo hablan de Ruben Espinosa pero con él, por el motivo que haya sido, también murieron 4 jóvenes con futuro y tal vez ellos si podían ser la esperanza de México”, finalizó su comentario.

La cuenta oficial de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos. Comité Ejecutivo Nacional (ANAD) exigió justicia para Yesenia y las otras mujeres asesinadas.