El mandatario mexiquense pidió a los periodistas “su comprensión” ante su postura. Foto: Cuartoscuro

El mandatario mexiquense pidió a los periodistas “su comprensión” ante su postura. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 2 de octubre (SinEmbargo).– El Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, dijo que su administración sólo proporcionará información entorno al caso de la matanza de 22 personas en Tlatlaya a las instituciones que investigan el caso y el director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, cuestionó por qué o quién obligó al mandatario a manejar la versión oficial que señalaba “un enfrentamiento”.

Vivanco calificó de “lamentable” la actitud del mandatario. También dijo que es increíble incluso la nueva versión oficial: “Es difícil creer que tres soldados, actuando por cuenta propia, se encargaron de ejecutar a 22 personas, a vista y presencia de superiores jerárquicos”.

Ayer, el mandatario mexiquense fijo su posicionamiento sobre el tema desde el palacio de Gobierno de Toluca. Pidió a los periodistas “su comprensión” ante su postura (no hacer más cuestionamientos sobre el tema) y explicó que el gobierno estatal sólo atenderá los requerimientos de las instituciones judiciales que investigan el caso.

“Hoy reitero la disposición del gobierno del Estado de México, para atender cualquier requerimiento de las dependencias federales  y también en su caso, de los tribunales tanto militares, como tribunales civiles, en este caso los tribunales que correspondan al Poder Judicial de la Federación”, indicó Ávila Villegas.

Antes, el gobierno a su cargo decidió congelar toda la información relacionada al caso durante 9 años.

Hoy, en entrevista con Noticias MVS, el representante de HRW para las Américas, Vivanco, cuestionó la decisión del mandatario la que calificó como “lamentable”.

“¿Por qué se prestó él [Eruviel Ávila] o quién lo obligó a dar declaraciones que encubrían los hechos?”, dijo.

Horas después de lo ocurrido en Tlatlaya, las primeras declaraciones del mandatario fueron: “El Ejército Mexicano, allá en Tlatlaya, tuvo una valiente presencia y acción al poder rescatar a tres personas que estaban secuestradas; lamentablemente un militar resultó herido, pero el Ejército, en su legítima defensa, actúo y abatió a los delincuentes. Desde luego que cuando se pierde una vida, quién sea, es de lamentar, pero finalmente podemos ver que el Ejército Mexicano actúa con firmeza, con acciones concretas y el Gobierno del Estado de México le reconoce su participación y le agradece la acción decidida, contundente”.

“Me parece lamentable que la máxima autoridad del Estado de México salga a decir mejor no hablemos más del asunto”, destacó. Además dejó en claro que si no fuera por los medios de comunicación, “estaríamos repitiendo la versión oficial”, la del enfrentamiento.

Vivanco aseveró que “sigue sorprendiendo lo que hace el gobierno mexicano para no llegar a la verdad de casos”.

Antes, en entrevista con el diario Reforma, Vivanco cuestionó el avance de la investigación de la PGR sobre el caso Tlatlaya. “Es difícil creer que tres soldados, actuando por cuenta propia, se encargaron de ejecutar a 22 personas, a vista y presencia de superiores jerárquicos, como quien dice, se habrían enloquecido y entrado en una carnicería de ejecuciones a personas rendidas”.

Y alertó: “Da la impresión, hasta ahora, que estamos ante un segundo encubrimiento, donde se están haciendo esfuerzos para acotar, para reducir las responsabilidades penales a este puñado de tres soldados”.

La bodega marcada con sangre. Foto: Esquire

La bodega marcada con sangre. Foto: Esquire

Cabe recordar, que la Procuraduría General de la República (PGR) y la Procuraduría militar reconocieron, apenas hace unos días, que varios militares dispararon a mansalva contra civiles, presuntamente delincuentes, que nunca fueron juzgados. Fue una ejecución sumaria.

Ayer el Presidente Enrique Peña Nieto indicó que la Secretaría de la Sedena y la PGR realizan una investigación conjunta y exhaustiva para determinar las responsabilidades correspondientes en el caso Tlataya.
En ese sentido, confió en que las investigaciones permitirán conocer la verdad de los hechos y reafirmar el compromiso indeclinable del Estado mexicano con los derechos humanos, toda vez que “promover, respetar y proteger los derechos humanos es un deber irrenunciable”.

La PGR anunció este martes que consignará por homicidio calificado a tres de los ocho militares que participaron en un supuesto enfrentamiento con 22 presuntos delincuentes en San Pedro El Limón, Tlatlaya.

El pasa o 30 de septiembre el juzgado sexto militar dictó auto de formal prisión contra un teniente y siete soldados, vinculados con la muerte de 22 jóvenes en el municipio de Tlatlaya.

El Juez militar con sede en el Campo Militar 1 determinó que existen pruebas suficientes para procesarlos por delitos previstos en el Código Militar relacionados con desobediencia e infracción de deberes.

La PGR agregó que tres militares que participaron en el operativo en Tlatlaya fueron acusados del delito de homicidio y solicitará orden de aprehensión contra ellos.

En conferencia de prensa, el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, indicó que la acusación es independiente al proceso que les sigue la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por desacato, fallas y desobediencia.

De igual forma precisó que aún se está analizando hasta dónde llegan las responsabilidades de los otros cinco militares detenidos.

Indicó que después del enfrentamiento con los presuntos delincuentes, tres militares ingresaron a la bodega y realizaron una nueva secuencia de disparos, lo que, dijo, “no tienen justificación alguna”.