Ayer, Interjet anunció que reanudaría sus operaciones hasta el martes 3 noviembre, por los que sus vuelos programados para el lunes 2 también serán suspendidos.

Ciudad de México, 2 de noviembre (SinEmbargo).- El Procurador Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, aseguró que la aerolínea Interjet “prácticamente está en quiebra” y hasta podría ser embargada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Es una empresa que está al borde de la quiebra, que ya mañana emitimos una alerta a todos los consumidores en el país, que les recomendamos no comprar boletos”, dijo durante una entrevista con la periodista Azucena Uresti en Telediario.

De acuerdo con el Procurador, esta empresa es la única de su tipo que ya tiene una acción colectiva ante un juzgado, debido al alto número de quejas acumuladas.

“Tenemos un juicio colectivo instaurado, porque el caso de Interjet no es un caso como el de todas las aerolíneas, es una línea aérea que ya ha acumulado más de un millar de quejas formales y que es la única que tiene interpuesta una acción colectiva en un juzgado”, añadió durante la entrevista televisiva.

Por lo que invitó a los afectados a presentar su denuncia, aunque advirtió que no será un proceso sencillo, ya que las quejas se dirimirán en tribunales.

“No va haber una respuesta rápida, estamos hablando de un juicio, estamos hablando de una empresa que está prácticamente en quiebra”.

Sheffield Padilla añadió que la aerolínea ya ha sido sancionada, pero que se ha negado a pagar las multas correspondientes.

“La empresa ha sido sancionada con varios milles de pesos. Nosotros, con Hacienda, estamos a punto de embargarlos porque no han pagado las multas (…) Estamos haciendo el análisis porque ni los aviones son de ellos”, agregó.

Por otro lado, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) dijo al diario Reforma que Interjet ya había pagado un millón de pesos para el suministro de turbosina, por lo que podrán retomar los vuelos, a partir de mañana.

De acuerdo con el diario nacional, Intente opera bajo un esquema de prepago con la ASA desde abril pasado, ya que la aerolínea ha incumplido en el pago de combustible.

Ayer, Interjet anunció que reanudaría sus operaciones hasta el martes 3 noviembre, por los que sus vuelos programados para el lunes 2 también serán suspendidos.

Mediante un comunicado, la aerolínea aseveró que la cancelación de los vuelos es producto de “los efectos negativos provocados por la pandemia de COVID-19”.

“Esta situación no ha sido ajena para Internet, que ha visto afectadas sus operaciones y el flujo de caja”, agregó.

A la par dijo que esta situación se conjuntó con que algunas de sus aeronaves entraron en tareas de mantenimiento, “lo que ha motivado una reestructuración en los itinerarios de vuelo a partir de esta fecha”.

Por la tarde, medios nacionales detallaron que la cancelación de los vuelos se debía a la falta de pago para la compra de turbosina.

“Interjet no realizó el pago para la compra de turbosina, por eso no suministraron combustible para sus vuelos de hoy”, aseguró Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) al diario Milenio.

Asimismo, se explicó que Interjet adquiere el combustible para la flotilla utilizando la opción de pre-pago, mismo que se debió haber pagado un día antes.