En los 16 años de vida de Facebook, ha crecido de manera importante por permitir compartir todo tipo de información y conectar con gente de cualquier parte del mundo, lo que parecería una gran ventaja; pero, de acuerdo con el investigador, su uso podría conducir a una adicción cibernética y quienes utilizan más tiempo la red virtual podrían presentar problemas de ansiedad, debido a la neurosis o adicciones como tabaquismo y alcoholismo.

Ciudad de México, 3 de febrero (SinEmbargo).– Facebook se ha convertido en la red social preferida de millones de personas en el mundo, alcanzando un registro de dos mil 300 millones de usuarios. Tan sólo en México, de los 80 millones de ciudadanos que cuentan con acceso a internet, 79 millones están inscritos en la plataforma digital, informó Luis Ángel Hurtado Razo, académico de la UNAM.

En los 16 años de vida de Facebook, ha crecido de manera importante por permitir compartir todo tipo de información y conectar con gente de cualquier parte del mundo, lo que parece una gran ventaja; pero, de acuerdo con el investigador, su uso podría conducir a una adicción cibernética y quienes utilizan más tiempo la red virtual podrían presentar problemas de ansiedad, debido a la neurosis o adicciones como tabaquismo y alcoholismo.

Además de derivar en relaciones interpersonales menos satisfactorias y en una baja sensación de bienestar subjetivo en general. “Mientras más tiempo se pase en las redes sociales, habrá menor desarrollo de competencias y menos capacidades que contribuyan a compensar la situación”, explicó Díaz Loving, otro de los investigadores.

Loving explicó que las redes sociales pueden llegar a usurpar espacios ya que si un adolescente o una persona joven pasa más tiempo en Facebook, resta importancia a actividades como la formación académica, recreación e interacción con los demás.

Por su parte, Hurtado Razo agregó que el uso continuo de Facebook contribuye a la desinformación, lo que se ha vuelto un reto de eliminar para la compañía de Mark Zuckerberg.

El objetivo principal de Facebook era conectar a la gente. Foto: Especial

“La desinformación está presente a todo lo que da: de cada 100 usuarios, 90 dijeron haber recibido al menos una vez una noticia falsa”, señaló Razo.

Si hablamos de 80 millones de usuarios en el país, entonces por lo menos 70 millones han recibido información falsa a través de esta plataforma, una cifra alarmante, pues la desinformación está modificando también los hábitos de los mexicanos y conduciéndonos a la polarización, detalló.

Los académicos calificaron a Facebook como la red social todo incluido, donde todo es posible.

“Es un gigante por el número de usuarios y por las herramientas que ofrece: Facebook Live (video en vivo); Facebook Market (para vender o comprar objetos); Facebook Dating (para encontrar pareja), y Fans Page, de las cuales los mexicanos somos grandes consumidores”.

La presencia de esta red social destaca en el ámbito de la socialización y en el económico pues en 2019 puso en circulación su propia criptomoneda para realizar transacciones económicas, sin tener una moneda de uso corriente como intermediaria, generando un gran poder adquisitivo. Por lo que muchos países empiezan a formular propuestas para la regulación de las redes sociodigitales, subrayó.