La pandemia del coronavirus ha golpeado fuertemente a Ecuador, pero principalmente a la ciudad de Guayaquil, ubicada en la provincia de Guayas, en la región Costa del país sudamericano.

EU, 3 de abril, (RT).- El periodista ecuatoriano Carlos Julio Gurumendi rompió en llanto durante una transmisión en vivo para el canal RTS, cuando narraba sobre una acción religiosa por la situación de la emergencia debido al coronavirus.

El periodista no pudo contener las lágrimas mientras reportaba frente a la iglesia de la parroquia Chongón de Guayaquil, indicando que las campanas de los templos de la ciudad iban a sonar para pedir ayuda a Dios ante la pandemia.

Desde el estudio, el presentador recordó que “los periodistas también somos seres humanos”. “Al igual que todos, él también está afectado por todo lo que está sucediendo”, señaló, en referencia al reportero.

La pandemia del coronavirus ha golpeado fuertemente a Ecuador, pero principalmente a la ciudad de Guayaquil, ubicada en la provincia de Guayas, en la región Costa del país sudamericano.

Según las cifras del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (SNGRE), en el país, hasta este 2 de abril, se registraron 3 mil 163 contagiados por coronavirus y 120 muertos; aunque, desde este miércoles, en los comunicados aparece un nuevo dato: “fallecidos probables por covid-19”, y hasta la fecha suman 78.

De esa cifra oficial, 2 mil 243 contagiados se encuentran en Guayas y mil 520 específicamente en Guayaquil. El número exacto de muertos para esta entidad y esta urbe no se especifica en los boletines oficiales.

¿CADÁVERES HASTA CINCO DÍAS EN CASAS?

El “retraso importante” en el levantamiento de los cadáveres provocó que la gente se volcara a las redes sociales para rogar por ayuda, algunos con vídeos que han resultado ser falsos.

“Los casos que nos reportan, sobre todo en redes sociales, nos han informado eso, de que han estado cuatro días, cinco días esperando (para el levantamiento de cadáveres)”, comentó Jorge Wated.

Y mencionó que recientemente circuló en redes sociales el vídeo del cuerpo de un anciano que murió “por muerte natural” y que la gente lo colocó en la calle.

“Cuando fuimos inmediatamente a ver el caso, lo que quería la familia es que le entreguemos el certificado de defunción”, dijo al recordar otro caso en el que personas quemaron llantas cerca de un ataúd colocado en la calle para exigir que las autoridades se lleven el cuerpo para enterrarlo.

-Con información de EFE

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.