La elección interna del PRD en el DF enfrenta a 2 clanes, hoy: el que dirige Bejarano, y el que impulsa Mancera

03/05/2013 - 12:29 pm

Cuidad de México, 3 de mayo (SinEmbargo).– Luego de meses de haberse pospuesto, esta tarde de viernes el Partido de la Revolución Democrática en el DF renueve su dirigencia, ocupada actualmente por Manuel Oropeza, ligado a René Bejarano.

La elección está entre Enrique Vargas Anaya, impulsado por la Izquierda Democrática Nacional (IDN) del mismo Bejarano, y Raúl Flores García, que cuenta con el apoyo de varias tribus del sol azteca pero, sobre todo, del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Mancera.

La elección debió haberse realizado desde el pasado 24 de noviembre pasado, cuando los perredistas instalaron su VIII Consejo Estatal. Pero el proceso se pospuso por acuerdo de los líderes de las distintas corrientes al interior del partido. IDN, encabezada por René Bejarano, y una fracción del grupo de Marcelo Ebrard (MEC) registraron al ex Delegado de Azcapotzalco, Enrique Vargas, y al entonces encargado de despacho de la secretaría general del PRD-DF, Eduardo Venadero; el primero buscaría la presidencia y el segundo la secretaría general.

Actualmente, Venadero se desempeña como Director del Sistema de Transportes Eléctricos del Distrito Federal (STEDF), mientras que la candidatura de Vargas Anaya continúa en pie.

También en noviembre, un sector del grupo MEC y la Nueva Izquierda (NI) impulsaron al Diputado local Vidal Llerenas Morales, quien renunció y se sumó a la candidatura del ex Delegado de Coyoacán, Raúl Flores.

Ambos bandos afirmaron en aquella ocasión contar con el apoyo de otras tribus.

Las cosas han cambiado desde entonces.

En medio de la disputa por la presidencia perredista capitalista, el grupo liderado por Bejarano buscaba quitar a Manuel Granados de su puesto como Coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y extender el poderío, pero el funcionario local es un hombre de todas las confianzas del Jefe de Gobierno capitalino, Mancera, de quien ya recibió un espaldarazo la víspera.

Este viernes a las 18:00 horas se ha convocado a una asamblea en la que cerca de 300 consejeros podrán votar por Vargas y así darle continuidad al IDN en el poder, o por Flores, que podría significar la extensión de los alcances políticos de Mancera.

Aunque parece que todo está dicho y los simpatizantes de Mancera le darán un severo revés a Bejarano, un hecho que ya ha sido anticipado en medios de circulación nacional y que califican como “una plancha” o “un duro manotazo”. Sin embargo, el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, aseguró que la Izquierda Democrática Nacional “sigue vivita y coleando”, pues el consejo estatal cuenta con por lo menos el 40 por ciento de integrantes afines a este grupo.

Además, confió en que haya un acuerdo en torno a la renovación de la dirigencia del partido en la capital del país, pero si no es así no descartó que se pueda posponer nuevamente el Consejo Estatal.

Los ánimos ya comenzaron a elevarse y apenas Mancera sugirió que el cambio en la dirigencia estatal se diera ya, declaración que no fue bien recibida por Bejarano, quien le pidió al ex Procurador capitalino no acelerar ni meterse en la vida del partido “pues ni perredista es”.

Apoyo de Mancera. Foto: Cuartoscuro
Apoyo de Mancera. Foto: Cuartoscuro

Enrique Vargas es esposo de Laura Velázquez Alzúa, ex Delegada de Azcapotzalco y ex Secretaria de Desarrollo Económico del Gobierno de Marcelo Ebrard.

De acuerdo con diversos medios, cuando Velázquez Alzúa concluyó su gestión, entregó el poder a Alejandro Carbajal, amigo de la pareja. En 2009 Vargas se convertiría en Delegado de la misma demarcación, que actualmente está bajo el mandato de Sergio Palacios, también perteneciente a IDN.

Antes de ser Delegado, Enrique Vargas fue Diputado por el Distrito III de 2006 a 2009 ante la ALDF y se desempeñó como Coordinador de comunicación social de las fracciones legislativas del PRD en la Cámara de Diputados y en la Asamblea.

Ha dicho que ya tiene listo un plan de acción para ejecutar en caso de llegar a la dirigencia de su partido en el DF. Su proyecto incluye trabajo territorial, activar la militancia y respaldar las necesidades ciudadanas.

Enrique Vargas. Foto: Cuartoscuro
Enrique Vargas. Foto: Cuartoscuro

Por su parte, Raúl Flores es miembro fundador del PRD, participó en La Alianza Cívica ’94 y ha ocupado diversos cargos.

En la delegación Coyoacán fungió como Director General Jurídico y de Gobierno y Jefe Delegacional sustituto en el 2003, al siguiente año fue nombrado Director General de Mejoramiento Integral del Centro Histórico.

Posteriormente, se sumó a la gestión de Alejandro Encinas como Jefe de Gobierno, colaborando como Coordinador Ejecutivo de Seguridad Institucional.

Fue Jefe delegacional de Coyoacán del 2009 al 2012.

Flores García fue demandado el 17 de octubre de 2011 por integrantes del Partido Acción Nacional (PAN), quienes lo acusaron de peculado.

Según los denunciantes, Flores destinó recursos asignados para obra pública al pago de servicios de gasto corriente, como salarios, sueldos y alimentación.

Ahora como aspirante a la presidencia del PRD-DF, ha declarado que es necesario dejar las diferencias internas del partido y volver a ver a la militancia.

De salir triunfante en la votación, asegura, se dedicará a buscar más apoyo a las delegaciones, reorganizar el partido y trabajar con los militantes.

Pese a las diferencias que puedan existir entre ambos políticos, ellos coinciden en que trabajarán de manera conjunta con el GDF, aunque Vargas no comparte la relación que se ha establecido entre Mancera y el gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto.

Cualquiera de los dos necesita por lo menos 160 votos de los consejeros para convertirse en el nuevo dirigente del PRD-DF, ocupando así el lugar de Manuel Oropeza quien llegó al cargo desde 2009, en sustitución de Alejandra Barrales.

Oropeza debió abandonar su cargo en marzo de 2011, pero al aplazarse la elección y empalmarse los comicios federales del año pasado, ha continuado en el cargo.

Raúl Flores. Foto: Cuartoscuro
Raúl Flores. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con la prensa, Izquierda Democrática Nacional es una de las tribus con mayor poder en el DF.

Está encabezada por René Bejarano, quien se identificó durante algún tiempo como “la mano derecha” de Andrés Manuel López Obrador cuando el tabasqueño era Jefe de Gobierno.

El 3 de marzo de 2004 se vio envuelto en un escándalo, cuando se divulgó un video en el que aparecía recibiendo fajos de billetes unidos con ligas, de manos del empresario Carlos Ahumada.

En ese entonces Bejarano era coordinador de su partido en la ALDF y pidió licencia definitiva para separarse del cargo.

Catorce días después, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal solicitó el desafuero de Bejarano a la Cámara de Diputados, bajo la acusación de los delitos de cohecho, operación con recursos ilícitos y delito electoral.

Pese a conseguir un amparo, perdió el fuero y ese mismo año fue a prisión. Quedó en libertad en julio de 2005.

Fue hasta 2008 cuando el político, esposo de Dolores Padierna, actual vicecoordinadora de los senadores del PRD, anunció su regreso a la escena política.

René Bejarano apostará todo hoy para que IDN no pierda fuerza, pero los pronósticos indican que perderá la mayoría legislativa en el recinto de Donceles.

Bejarano en la toma de protesta de Mancera como Jefe de Gobierno. Foto: Cuartoscuro
Bejarano en la toma de protesta de Mancera como Jefe de Gobierno. Foto: Cuartoscuro

La balanza parece inclinarse a favor del ex Delegado de Coyoacán.

De acuerdo La Jornada, el Diputado Víctor Hugo Lobo, dirigente de Fuerza Democrática (FD), aseguró que a favor de Raúl Flores se han sumado Nueva Izquierda (NI), con 83 consejeros; Vanguardia Progresista (VP), que tiene 60; Alianza Democrática Nacional (ADN), con 23; Foro Nuevo Sol (FNS), 13; Red de Unidad de Izquierdas (Runi), 12, y los 8 de Unidad y Renovación (Unyr).

Además, recientemente han abandonado las filas de IDN cinco políticos que se habrían adherido a la fórmula de Flores: Agustín Guerrero, ex presidente del PRD-DF; Higinio Chávez, ex Delegado de Tlalpan, la Diputada local Claudia Cortés y el Diputado Carlos Hernández Mirón.

El panorama no pinta nada bien para IDN que se quedaría con 75 integrantes del Consejo Estatal y sólo podría, en el mejor de los casos, acceder a la secretaría general. También podría irse con las manos vacías.

Y es que tampoco lograrán remover de su cargo a Manuel Granados, presidente de la Comisión de Gobierno y Coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El 1 de mayo un bloque de 19 diputados, de los 34 que forman la fracción mayoritaria del PRD, refrendaron su apoyo a Granados, quien fungió como Coordinador de Asesores de la oficina de Miguel Ángel Mancera cuando éste era Procurador del Distrito Federal

Manuel Granados ocupa su puesto en la ALDF desde agosto de 2012 cuando los diputados del PRD le otorgaron su voto de manera unánime.

Se le llegó a llamar el “Diputado de Mancera” por ser uno de sus hombres de mayor confianza, lo cual quedó demostrado esta semana cuando el Jefe de Gobierno lo respaldó para continuar en funciones.

“Advierto un buen trabajo de Manuel Granados, con él tenemos comunicación. Está representando a uno de los poderes de esta ciudad y hemos tenido una comunicación fluida con la Asamblea Legislativa”, afirmó.

 

Ana Leticia Hernández Julián
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas