Estudio analiza efectos de una mutación genética inmune al VIH que aumenta la mortalidad

03/06/2019 - 1:17 pm

Debido a una alteración en los genes, las células sanguíneas se convierten en inmunes al virus del VIH, pero los autores de esta investigación, elaborada por la Universidad de California, Berkeley (EU), alertaron de la necesidad de comprender mejor cómo puede afectar a la salud introducir mutaciones genéticas.

Londres, 3 jun (EFE).- Los individuos con dos copias de la mutación genética CCR5 Delta 32 sufren un aumento del 21 por ciento en la tasa de mortalidad, señala un estudio publicado este lunes por Nature Medicine, que pone en cuestión la modificación genética que el científico chino He Jiankui realizó a dos bebés en 2018.

Debido a esta alteración en los genes, las células sanguíneas se convierten en inmunes al virus del VIH, pero los autores de esta investigación, elaborada por la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos), alertaron de la necesidad de comprender mejor cómo puede afectar a la salud introducir mutaciones genéticas.

El año pasado, He Jiankui creó los primeros bebés genéticamente modificados con el objetivo de imitar el efecto de la mutación natural CCR5 Delta 32, lo que generó gran controversia acerca de los límites bioéticos de estas prácticas y de las consecuencias para la salud que pueden acarrear.

Estudios posteriores han revelado que las personas con esta mutación genética pueden padecer un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades infecciosas, como la gripe.

El profesor de la Universidad de California, Xinzhu Wei, que lideró el estudio, analizó el genotipo y la información sobre el registro de muertes de más de 400 mil personas en el Biobanco del Reino Unido para evaluar el efecto de la mutación CCR5 Delta 32 en la esperanza de vida.

Como resultado, halló que los individuos que son portadores homocigotos de esta mutación tienen aproximadamente un 20 por ciento menos de probabilidades de llegar a la edad de 76 años, en comparación con aquellos que no tienen ningún tipo de cambio genético o solo cuentan con una copia de esta alteración en sus genes.

Los responsables señalaron que está por comprobar si los resultados podrían ser extrapolables a otras poblaciones, ya que la mutación CCR5 Delta 32 evita la entrada del virus del sida en las células sanguíneas de personas originarias del norte de europa o con ascendencia de esta zona. EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas