Funcionarios que en el pasado fueron protegidos por Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, son los que hoy lo investigan en México, de acuerdo con la periodista Anabel Hernández García.

Ciudad de México, 4 de agosto (SinEmbargo).– Alejandro Gertz Manero dio mejores cargos en la Fiscalía General de la República (FGR) a la gente de Luis Cárdenas Palomino, extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), de Ramón Eduardo Pequeño García, exjefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal (PF), y de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, quienes están acusados de nexos con el narcotráfico en los Estados Unidos, de acuerdo con la periodista mexicana Anabel Hernández García.

“La FGR actual tiene personas que no sólo pertenecían a la estructura más cercana de García Luna, sino que tienen claros indicios de irregularidades y presunta corrupción. Es decir, esto habla de cómo la Fiscalía está contaminada. Son siete funcionarios, cuatro que están en posiciones muy delicadas”, dijo la autora de Los señores del narco en una entrevista con Alejandro Páez Varela, conductor de “Los Periodistas”.

“La Fiscalía de Nueva York ha reunido más de 20 mil fojas de documentos ante la corte de Nueva York: estados bancarios, registros de propiedad de García Luna, registros de sus empresas, sus propias declaraciones mentirosas, interceptaciones telefónicas, y sin embargo, aquí (en México), durante todos estos meses no ha habido ningún resultado”, explicó la autora de El traidor.

De acuerdo con su investigación, dos de los exprotegidos de Genaro García Luna son los encargados de llevar a cabo las investigaciones en su contra. Uno es Antonio Pérez García, nombrado en mayo pasado responsable de la Policía Federal Ministerial que materialmente es la encargada de la investigación de campo contra García Luna y sus cómplices. El otro es Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, Coordinador de Métodos de Investigación, jefe de Pérez García y quien le dio el nombramiento.

Genaro García Luna. Foto: Cuartoscuro.

“Felipe de Jesús Gallo fue designado directamente por el Fiscal Gertz Manero en 2019, y Gallo le da este importantísimo nombramiento a Pérez García este año. Pérez García nombra a Jorge Domínguez Martínez Vértiz como Director General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol. Este hombre es el que debe atrapar a Cárdenas Palomino y Pequeño, quienes en este momento son prófugos”, explicó Anabel Hernández a Páez Varela.

“Quien los tiene que buscar es Jorge Domínguez Martínez Vértiz, quien es compadre de Luis Cárdenas Palomino. ¿Cómo el compadre va a buscar al prófugo? Además no es un compadre común, este hombre tiene graves antecedentes”, agregó.

La autora de La verdadera noche de Iguala dijo que hace un mes envió 20 preguntas al Fiscal Alejandro Gertz Manero para que explicara por qué se había decidido dar esos puestos a dichas personas. “El Fiscal prefirió mantener silencio y dijo que enviaría las preguntas al órgano interno de control para que este órgano investigara a esas personas”, dijo Anabel Hernández durante el programa de La Octava.

“Pérez García entró a la policía federal en 2008, cuando García Luna estaba ahí. Era parte de su equipo y se lo llevan. Este hombre no pasó los exámenes de confianza, los reprobó. La ley prohibía que estuviera en la policía federal, pero como era amigo de García Luna y Cárdenas Palomino, lo obligan a entrar con un procedimiento ilegítimo. Incluso un comisario denunció eso. Gertz Manero no puede decir que no sabía porque fue un asunto público”, agregó.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó la semana pasada que desde que inició la nueva administración, el Ministerio Público Federal (MPF) abrió diversas carpetas de investigación en contra de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, y cinco personas físicas más, además de cinco empresas vinculadas con dichas personas. Entre los involucrados están Luis Cárdenas Palomino, extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), y Ramón Eduardo Pequeño García, exjefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal (PF).

“Los avances se han ido dando conforme las distintas autoridades han brindado su colaboración; todo ello vinculado con las solicitudes de asistencia internacional que se han tramitado ante los Estados Unidos de América; y que habrán de ser recibidas conforme los procedimientos en ese país lo vayan permitiendo”, señaló la autoridad en un comunicado.

En diciembre de 2019, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, hizo llegar ante el Ministerio Público, la información que ha ido obteniendo de cada uno de los casos investigados. Una vez que se reúna la totalidad de la información autorizada por los jueces y obtenida legalmente, se procederá a la imputación judicial correspondiente, agregó.

Por lo que toca a los casos de Luis Cárdenas Palomino, extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), y Ramón Eduardo Pequeño García, exjefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal (PF), las investigaciones del Ministerio Público han ido avanzando, señaló la FGR.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, ha congelado las cuentas que legalmente es posible realizar; mientras se llevan a cabo las diligencias de investigación procedente, añadió.

Autoridades federales de Estados Unidos que llevan la causa contra el exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, Genaro García Luna, acusaron también la semana pasada formalmente de narcotraficantes a los exfuncionarios mexicanos Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García.

Los fiscales que llevan el caso de García Luna dicen que ambos individuos brindaron protección al Cártel de Sinaloa, que comandaron Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dice que tanto Pequeño García como Cárdenas Palomino “aceptaron millones en sobornos para proteger al Cártel de Sinaloa”.