JUEVES06DEAGOSTO-1

Ciudad de México, 5 de agosto (SinEmbargo).- En casi seis años, el priista César Duarte Jáquez aumentó 233 por ciento la deuda de Chihuahua, por motivos que aún no quedan claros para legisladores y ciudadanos. Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) plantean, además, que al primer semestre de 2015 los pasivos de la entidad fueron los únicos que crecieron de entre los tres estados más endeudados del país –los otros dos son el Distrito Federal y Nuevo León–.

En los últimos días a Duarte Jáquez se le menciona como uno de los posibles aspirantes a la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), lo que ha hecho recordar la historia del ex Gobernador de Coahuila, el también priista Humberto Moreira Valdés, quien dejó inconcluso su periodo para asumir las riendas del tricolor y a su entidad sumida en una deuda histórica que rebasaba los 37 mil millones de pesos.

“Es uno de los mandatos que tiene el Gobernador y el Congreso local: aclarar el tema de la deuda”, dijo a SinEmbargo la Diputada federal por Chihuahua, Lilia Aguilar Gil. “Esperamos que antes de que salga el Gobernador haya una explicación”, añadió. Duarte Jáquez termina su periodo hasta 2016, pero distintas columnas periodísticas especulan que dejará la entidad a cargo de un interino para buscar la dirigencia nacional de su partido.

El Secretario de Hacienda de Chihuahua, Jaime Herrera Corral, respondió algunos cuestionamientos enviados por este diario digital sobre la deuda de la entidad, y personal de su oficina informó que este miércoles por la tarde habría contacto telefónico con él para abundar sobre el tema. Cuando se tenga este contacto, se publicarán íntegras sus respuestas.

Como en su tiempo lo fue la deuda de Moreira Valdés, ahora la de César Duarte se ha convertido en emblemática debido a su crecimiento exponencial y las demandas de la sociedad civil y partidos de oposición para que se aclare en qué se utilizó el dinero.

Chihuahua es el tercer estado más endeudado del país, de acuerdo con el “Saldo Histórico de Obligaciones Financieras de Entidades Federativas, Municipios y sus Organismos” de la SHCP.

Su deuda per cápita, según el estudio “Reporte Deuda Subnacional”, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), representa 11 mil 127 millones por habitante.

“Lo que nos preocupa en el caso Chihuahua es que la deuda es cercana al 9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) el cual es el más alto porcentaje de endeudamiento a nivel nacional en relación con el PIB”, planteó Manuel Guadarrama Herrera, coordinador de Finanzas Públicas del IMCO, mientras que el crecimiento del PIB estatal en 2013 fue de 4.5 por ciento.

¿CÓMO RECIBIÓ DUARTE LA DEUDA?

El 4 de octubre de 2010, Duarte Jáquez recibió la entidad con una deuda de 12 mil 547 millones de pesos, para 2011 había crecido a 17 mil 316.6 millones, para el año siguiente cerró en 23 mil 284 millones de pesos, en 2013 dio el salto a 41 mil 768.2 millones de pesos, nivel en el que se mantiene hasta el primer trimestre de 2015, con 41 mil 926 millones de pesos, de acuerdo con las cifras de la misma SHCP.

El 5 de septiembre de 2013, año en el que se disparó la deuda, el Congreso del estado aprobó el proyecto del Gobernador para reestructurar el pasivo, que contemplaba adquirir un préstamo a 30 años por 25 mil millones de pesos para pagar y quedar con una sola deuda, además de la colocación en el mercado bursátil de certificados por hasta 5 mil millones de pesos.

Según el dictamen que se votó en el pleno, Duarte proponía mecanismos “innovadores” para el financiamiento de la deuda como la colocación de certificados bursátiles y la creación de fideicomisos.

Por su parte, en su último informe, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) comunicó a la Cámara de Diputados que en cinco estados se había disparado la contratación de créditos, principalmente Chihuahua y Oaxaca.

En su informe sobre la cuenta pública de 2013, la ASF destaca que en el caso de la entidad norteña se observaron irregularidades reincidentes, principalmente en el área de salud como el no contar con los mecanismos de control y sistemas de información para remitir los fármacos e insumos médicos a los distintos hospitales y centros de salud, a fin de evitar la caducidad de los mismos.

EL BANCO DE DUARTE

El 23 de septiembre de 2014, el activista Jaime García Chávez, quien se encargó de documentar una serie de irregularidades financieras en Chihuahua que benefician a Duarte Jáquez, a su cónyuge Bertha Olga Gómez Fong y a otras personas asociadas al Gobernador, entre ellos Herrera Corral, interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) y autoridades financieras.

Este medio también trató de contactar al activista quien respondió una primera llamada, pero, posteriormente, ya no contestó el teléfono para responder a cuestionamientos sobre el avance de su querella.

En la denuncia presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR) y autoridades financieras a partir de una investigación formal ciudadana se describe que el Gobernador priista, funcionarios de la administración estatal y otros con carácter de prestanombres participaron la creación del Banco Progreso de Chihuahua, S.A. de C.V. cuya autorización está en trámite ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Allí se describe una “maquinación delictiva, bajo el diseño de actos jurídicos de aparente legalidad” con el único propósito de buscar el beneficio económico de César Horacio Duarte, quien ha asumido los roles de Gobernador y socio de la empresa bancaria mencionada.

“Con un evidente conflicto de intereses en razón de las decisiones de carácter financiero que como Gobernador tomó en beneficio de las instituciones financieras que se fusionaron y por ende en el suyo propio así como de sus allegados y cómplices, que ahora son socios del Banco Progreso de Chihuahua, S.A. de C.V.”

El investigador del IMCO expuso que no sólo es preocupante el crecimiento exponencial de la deuda sino que también la falta de transparencia que existe en cuanto a su manejo, pues cada año, el organismo busca las condiciones bajo las cuales la entidad contrata créditos, las tasas de interés y los bancos que le prestan, sin encontrar respuestas concretas.

“Año con año revisamos el Presupuesto de Egresos para revisar las condiciones de contratación, tasas de interés con qué institución bancaria, el plazo, el monto, cuánto se va a destinar a los bancos, pero no encontramos la información, entonces, al menos en esta parte, Chihuahua está reprobado.

Sobre la deuda y la supuesta propiedad del banco, el mandatario ha señalada en distintas ocasiones que se le acusa sin fundamento, en enero pasado cuando compareció ante el Senado, acuso al legislador panista, Javier Corral Jurado, de usar el tema de la deuda para orquestar una campaña en su contra.

Y aseguró que dos de los hermanos del Senador fueron procesados por distintos delitos. Uno por narcotráfico y el otro acusado de fraude financiero.

Afirmó que el legislador panista es parte central de una campaña para desestabilizar su gobierno y denostarlo a él como a su familia, “pero no lo voy a permitir”.

A su vez, Javier Corral le reprochó a Duarte estar presente en la tribuna senatorial porque, a su juicio, había un conflicto de interés en torno a los recursos que habría desviado de la administración de la entidad para apoyar su participación financiera en una institución bancaria del estado.

El mandatario le respondió señalándole que ese organismo financiero, Banco Unión Progreso, una institución de crédito de Chihuahua, encaraba las mismas dificultades que Ficrea, pero allá son 100 mil ahorradores. “Todo tiene, un claro fin electoral, contra mí y mi familia”, insistió.

LA EXPLICACIÓN DE HERRERA CORRAL

tabla2-3

Como ya se mencionó, a través de un cuestionario la Secretaría de Hacienda del Gobierno de Duarte Jáquez reconoció que entre 2012 y 2015 la deuda de la entidad se disparó 56 por ciento, al pasar de 23 mil 284.8 millones de pesos a 41 mil 926.6 mdp.

Los argumentos son los siguientes: “Si descontamos las emisiones respaldadas con cuotas de peaje (15 mil 845 mdp) y bonos cupón cero (3 mil 163 mdp), la deuda real es por 22 mil 918.6 mdp”

“Si consideramos que en los reportes publicados en el portal de la SHCP, tiene una nota alcance la cual menciona lo siguiente: ‘4_/ El saldo de la deuda del gobierno del estado de Chihuahua incluye tres emisiones bursátiles por un monto de 15mil 845 millones de pesos, las cuales no tienen recurso en contra del estado, es decir, sólo son pagadas y garantizadas con recursos provenientes de flujos carreteros. Asimismo, incluye tres créditos cuya fuente primaria de pago, del principal al vencimiento del crédito, la conforman recursos provenientes de la redención de bonos cupón cero –adquiridos con ingresos propios de la entidad–. Los intereses serán pagados por el gobierno del estado con recursos provenientes de las participaciones federales que le corresponden”, explicó.

Abundó que “bajo el Decreto 13701/2013 P.E. se llevó a cabo la reestructura del Estado, la cual se acordó con los Acreedores, que las emisiones respaldadas con cuotas de peaje y los bonos cupón cero, no constituyen deuda total financiera. Por lo cual la Deuda real de Gobierno del estado, al mes de junio 2015 es por 22 mil 918.6 mdp”.

El responsable del manejo del dinero en Chihuahua afirmó que la deuda se tiene contrata con seis instituciones bancarias: Inbursa, BBVA-Bancomer, Interacciones, Multiva, Banorte y Santander a plazos que van de los 15 a los 20 años y tasas de interés que van del .85 por ciento hasta el 2.5 por ciento.

Cuando se le cuestiona en qué se han invertido los recursos, se envía un documento de Excel en el que vienen detalladas 65 “megaobras”, principalmente carreteras, pero no se incluyen los montos de inversión.

tabla_01

tabla_02tabla_03tabla_04tabla_05