Baja California Sur, Colima, Hidalgo, Guanajuato, Nayarit, Yucatán y Zacatecas son los estados en los que el ascenso de casos no ha concluido, de acuerdo con la Secretaría de Salud federal. 

Ciudad de México, 5 de agosto (SinEmbargo).– Hay siete entidades mexicanas en las que la epidemia de COVID-19 se mantiene en fase de ascenso, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud federal.

Baja California Sur, Colima, Hidalgo, Guanajuato, Nayarit, Yucatán y Zacatecas son los estados en los que el ascenso de casos no ha concluido.

En otras 14 entidades los casos han descendido, informó Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud.

“Otros estados han alcanzado estabilidad, es decir, sin cambio de los números de casos diarios. La epidemia sigue activa. Finalmente hay siete que presentan todavía una fase de ascenso”, dijo López-Gatell.

“No significa que hicieron mal el trabajo, hay muchas variables: la geografía, la proximidad de los asentamientos humanos, la densidad poblacional, la movilidad, y los comportamientos humanos en lo individual y en lo colectivo”, argumentó.

En el día 67 de la nueva normalidad, en México hay 456 mil 100 casos confirmados y 85 mil 845 sospechosos de COVID-19. Se han registrado 499 mil 915 negativos, 49 mil 698 defunciones confirmadas y 304 mil 708 personas recuperadas.

A nivel nacional, 56 por ciento de camas de hospitalización general están disponibles y 44 por ciento ocupadas. En camas con ventiladores, 63 por ciento están disponibles y 37 por ciento ocupadas.

Dieciséis entidades mexicanas están en Semáforo rojo y las otras dieciséis en color naranja desde el lunes 3 de agosto.

Las entidades que tienen Semáforo naranja son Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Tlaxcala.

Las entidades que están en Semáforo rojo son Baja California Sur, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Puebla, San luís Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

La semana pasada, México se convirtió en el tercer país con más muertes por la COVID-19 en el mundo, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud federal y Universidad Johns Hopkins.