Al interior del inmueble hallaron al menos 15 armas de grueso calibre, accesorios bélicos, equipo táctico y chalecos antibalas. La camioneta pick-up venía equipada para colocar armas calibre 50.

Ciudad de México, 5 de septiembre (SinEmbargo).- Este mediodía, elementos de la Policía Especial asignada al Centro de Análisis, Inteligencia y Estudios de Tamaulipas (CAIET) abatieron a ocho presuntos integrantes del Cártel del Noreste (CDN) tras repeler un ataque directo.

De acuerdo con medios locales, al notar presencia policiaca, los agresores atacaron a los elementos policiacos y huyeron del lugar a bordo de una camioneta gris, por lo que los agentes se dieron a la tarea de perseguirlos, acorralándolos en un inmueble ubicado en calle 7, número 902, colonia Valles de Anáhuac, en el quisieron esconderse.

En el lugar hubo fuego cruzado, pero los disparos de los oficiales fueron más certeros y lograron eliminar a cinco hombres y tres mujeres. Entre ellos, a algunos varones que vestían uniformes camuflados (parecidos a los de las fuerzas armadas) y chalecos antibalas con la siglas “CDN”.

Al interior del inmueble hallaron al menos 15 armas de grueso calibre, accesorios bélicos, equipo táctico y chalecos antibalas. La camioneta pick-up venía equipada para colocar armas calibre 50.

Apenas el 27 de agosto pasado, otro enfrentamiento entre el CAIET y civiles armados en Nuevo Laredo, dejó un saldo de siete personas muertas, ninguna perteneciente a la Policía.

De acuerdo al comunicado emitido por la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, el ataque ocurrido esta tarde fue cerca del aeropuerto de Nuevo Laredo.

El enfrentamiento habría comenzado cuando los elementos del CAIET realizaban un operativo de vigilancia, cuando varios sujetos comenzaron a abrir fuego contra ellos desde una camioneta que tendría de Texas.

De acuerdo con las autoridades, el grupo que intentó agredir a los elementos del CAIET es el mismo que el 23 de agosto atacó las instalaciones del Hotel Teresa, en Nuevo Laredo, donde murió un policía municipal y otros dos resultaron heridos.

Dos días antes, civiles quedaron atrapados en medio de un enfrentamiento que se desató en una carretera de Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas.

Una persona que se encontraba en lugar, presuntamente en el camino que va hacia el Aeropuerto, captó el momento en que una mujer se tiró al piso y rezó mientras las detonaciones se escuchaban.

En las escenas se ven varios vehículos desde los cuales se intercambiaba el fuego. De acuerdo con información de medios nacionales, se trató de una refriega entre integrantes del crimen organizado y policías estatales.