México
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, ofreció su conferencia "mañanera" en el Museo Naval México, ubicado en Veracruz.

El Presidente a los priistas: ¿Seguirán la vía Salinas-PAN, o volverán el cardenismo?

05/10/2021 - 8:14 am

Desde Veracruz, el mandatario mexicano cuestionó al PRI si “va a seguir” el camino del expresidente priista Carlos Salinas (1988-1994), al que considera artífice de las privatizaciones, o el de los también priistas Lázaro Cárdenas (1934-1940) y Adolfo López Mateos (1958-1964), quienes nacionalizaron el petróleo y la electricidad.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).– “Es tiempo de definición”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador esta mañana. Le preguntaron sobre la posición del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que presionan al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para que no apruebe la Reforma Eléctrica que entrega el litio a la Nación y revive la Comisión Federal Electricidad (CFE).

El Presidente metió al PRI en una encrucijada frente a su propia historia. “¿En qué se ha beneficiado la gente [con la privatización del sector eléctrico]?”, cuestionó. “En nada. Al contrario. Aumentaron como nunca los precios de la luz en el periodo neoliberal. ¿Quiénes se beneficiaron? Las grandes corporaciones porque esos pagan menos tarifa de luz que lo que paga una familia de la clase popular”.

“De modo que ahora que presentamos la iniciativa para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, pues el PRI tiene una oportunidad para definirse. ¿Va a seguir con el salinismo como política o va a retomar el camino del Presidente [Lázaro] Cárdenas, del Presidente Adolfo López Mateos; el camino que trazaron estos dos grandes presidentes de México? Entonces sí es un momento definitorio. Vamos a ver qué resuelven”, dijo. Y de esa manera metió al PRI en un debate interno, de definición ideológica.

Ayer el PAN dijo que “no acompañará de ninguna forma la iniciativa” de Reforma Eléctrica, sin embargo, el PRI informó que sus legisladores “van a ser responsables con los ciudadanos, pero también con nuestras instituciones” y de esa manera abrió a debatir la posibilidad de apoyarla. Sus socios electorales, PAN y PRD, de inmediato protestaron en público y en una supuesta reunión privada que cita esta mañana El Universal.

El PRD, que supuestamente es de izquierda, se ha convertido en una fuerza tan radicalmente de derechas como el PAN. Ambos partidos presionan al PRI para que los apoye y renuncie a su propio pasado (Cárdenas y López Mateos vienen de sus filas) y a una reforma que devuelve el sector eléctrico a la Nación.

“Es una oportunidad histórica para el PRI de definición. Es decir, nos olvidamos porque esto es contrario al interés popular. Esto es lo que nos llevó a la derrota: el salinismo, las privatizaciones, el olvidar al pueblo, el entregarse a las empresas particulares, sobre todo extranjeras, el aliarse con los conservadores. Les estoy diciendo que el PAN surgió para oponerse a la política popular y patriótica de Cárdenas”, afirmó el Presidente.

“Pero no sólo fue el surgimiento. El PAN siempre estuvo en contra del ejido, de los trabajadores, de la educación pública. Cuando el Presidente López Mateos decidió que se iban a entregar de manera gratuita los libros en los que nosotros estudiamos en nuestros pueblos, que empezaron a llegar hasta las comunidades más apartadas, con esos libros nos enseñaron las maestras, los maestros. Bueno, los del PAN se opusieron, llevaron a cabo hasta manifestaciones en contra de los libros de texto, de la educación pública”, recordó López Obrador.

“Por eso me llevó tiempo –se explicó–, porque como esto no se sabía. Como tenían todo el control de los medios, habían ejidatarios votando por el PAN, maestros votando por el PAN, obreros votando por el PAN, sin saber que se trataba de un partido que defendía los intereses de los potentados”, añadió.

“Ahora estamos viviendo afortunadamente una época nueva y ya no hay simulación. Aquí ya no hay para dónde hacerse. […] Ahora van a decidir qué se hace con esta reforma. Nosotros ya cumplimos porque queremos que se mantenga el servicio de energía eléctrica en manos de la Nación, de la Comisión Federal de Electricidad, que no haya aumentos en el precio de la energía eléctrica, que no haya subsidios para las grandes empresas”, agregó el Jefe del Ejecutivo federal.

“Pero además que me digan en qué se beneficia al pueblo con las leyes actuales que tienen que ver con el manejo de la industria eléctrica. ¿Qué no aprendemos de lo que pasa en otros países? Y no sólo es España. Estados Unidos ha tenido varias crisis en su industria eléctrica, la más reciente fue el apagón de un mes por las heladas. Nos afectó también a nosotros. ¿En cuánto tiempo lo resolvimos con los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad? En una semana y ellos tardaron un mes en resolverlo”, se dirigió a los priistas.

El Presidente insistió en el caso español: “¿Cómo está España ahora? Están padeciendo de tarifas elevadísimas. ¿Quién domina el mercado de la industria eléctrica? Iberdrola, la misma empresa que aquí dominaba por completo en el periodo neoliberal”.

En su comunicado de ayer, los priistas abrieron la puerta a la posibilidad de apoyar la reforma: “Los legisladores del PRI van a ser responsables con los ciudadanos de este país, pero también con nuestras instituciones. Queremos un sector eléctrico que fortalezca a nuestra CFE, orgullo de este país. Pero también se debe de buscar que no se deterioren más las finanzas públicas de nuestro México. Todo ello, para el desarrollo de México como un país más justo”.

Y hoy, Andrés Manuel López Obrador aprovechó también para subrayar que su propuesta incluye el tema del litio, “porque se trata de un mineral estratégico”. “Yo estoy informado de que les importa mucho a los extranjeros el litio de México”, comentó.

Por ello, aseguró, “es un recurso que nosotros queremos que siga haciendo de la Nación, para nosotros y para las nuevas generaciones, porque es un mineral fundamental para el desarrollo de las nuevas tecnologías, todo lo que tiene que ver con los teléfonos celulares tiene litio, la posibilidad de tener las pilas, baterías para que haya carros eléctricos, para muchas otras cosas”.

“El litio es básico, entonces también en esa iniciativa ahí va que el litio sea de la Nación, que no se ponga al mercado, que no se privatice”, insistió.

El mandatario envió el pasado jueves al Congreso su iniciativa de reforma constitucional al sector energético, que pretende establecer que la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) tenga el 54 por ciento del mercado de generación en el país.

Pero la coalición oficialista, liderada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), no ostenta la mayoría calificada de dos terceras partes del Congreso para aprobar reformas constitucionales, por lo que necesitará pactar con la oposición.

El PRI se presentó en las pasadas elecciones intermedias de junio en una coalición opositora junto al Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes presionan para que los priistas no apoyen la reforma.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) de México advirtió que, de aprobarse la reforma constitucional en materia energética, podrían perderse inversiones y proyectos, sin que se alcanzara a cubrir la demanda nacional de electricidad.

–Con información de EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas