Los senadores Loeffler, Daines y Braun cambiaron de parecer después del ataque al Capitolio y esta noche dijeron que no objetarán el triunfo de Biden como Presidente de EU.

WASHINGTON, 6 de enero (AP).– Influyentes senadores republicanos cambiaron de rumbo y ahora dicen que no se opondrán a la certificación del Congreso de la victoria del Presidente electo Joe Biden, mientras que el Vicepresidente Mike Pence se pronunció contra las protestas de esta tarde en el Capitolio.

Su cambio de opinión se produjo después de que una turba violenta irrumpiera en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles temprano e interrumpiera sus procedimientos. Una mujer, incluso, murió a tiros.

El vicepresidente Pence condenó esta noche desde la tribuna del Senado la violencia registrada durante el asalto al Capitolio y se dirigió a los seguidores del Presidente Donald Trump que protagonizaron la insurrección: “No han ganado”.

“La violencia nunca gana”, dijo Pence. “La libertad gana, y esta sigue siendo la casa del pueblo”, afirmó.

El Vicepresidente Mike Pence. Foto: Susan Walsh, AP.

Los senadores Steve Daines de Montana, Mike Braun de Indiana y Kelly Loeffler de Georgia dijeron que a la luz de la violencia se retirarían de las objeciones planeadas a la victoria de Biden.

Los legisladores reunidos para certificar los votos del Colegio Electoral de cada estado se vieron obligados a evacuar después de que una multitud enojada de partidarios de Donald Trump descendiera sobre el Capitolio. Loeffler dijo que la “violencia, la anarquía y el asedio de los pasillos del Congreso” eran un “ataque directo” a la “santidad del proceso democrático estadounidense”.

Seguidores del Presidente de EU, Donald Trump, irrumpen en el Capitolio, sede del Congreso estadounidense, en Washington, este 6 de enero de 2021. Foto: Michael Reynolds, EFE.

Los tres habían firmado previamente las falsas afirmaciones de Trump de fraude electoral generalizado para explicar su derrota. A Loeffler solo le quedan unos días de su mandato. Perdió su carrera por el Senado ante el demócrata Raphael Warnock este miércoles por la mañana.

Además, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, también dijo esta noche que el Congreso “no se dejará disuadir” de confirmarse los resultados de las elecciones presidenciales y horas después de que partidarios del Presidente Donald Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos.

El líder republicano reabrió el Senado esta noche con la promesa de terminar de confirmar los resultados del Colegio Electoral en favor de Joe Biden. Él fue interrumpido por la tarde cuando los alborotadores violaron el perímetro de seguridad y se enfrentaron con las fuerzas del orden antes de interrumpir el conteo de votos del Colegio Electoral del Congreso.

McConnell dijo que los manifestantes “intentaron trastornar nuestra democracia. Ellos fallaron”. También expuso que mantendrá al Senado en sesión para terminar de confirmar los resultados.

Antes de la reanudación del conteo, el senador republicano Ben Sasse culpó directamente al Presidente Donald Trump por el asalto al Capitolio por parte de manifestantes enojados y pro Trump.

El legislador de Nebraska, quien ha sido crítico frecuente de Trump, dijo esta noche que el Capitolio “fue saqueado mientras el líder del mundo libre se escondía detrás de su teclado, tuiteando contra su vicepresidente por cumplir con los deberes de su juramento a la Constitución”.

Sasse planteó en una declaración escrita: “Las mentiras tienen consecuencias. Esta violencia fue el resultado inevitable y desagradable de la adicción del presidente a avivar constantemente la división”.