24 mil mexicanos mueren al año por bebidas azucaradas: OMS; se cuadruplica diabetes del mundo

06/04/2016 - 5:14 pm

Cada año mueren 24 mil mexicanos por el consumo de bebidas azucaradas, de acuerdo con cifras de la Alianza por la Salud Alimentaria que busca generar conciencia en el marco del Día Mundial de la Salud. En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que el número de personas con diabetes en el mundo se ha multiplicado por cuatro entre 1980 y 2014, hasta los 422 millones de casos en ese último año.

Este martes integrantes de esa agrupación realizaron una protesta a un costado de la Estela de Luz donde colocaron un inflable en forma de lata de refresco con la leyenda "diabetes". Foto: SinEmbargo.
Este martes integrantes de esa agrupación realizaron una protesta a un costado de la Estela de Luz donde colocaron un inflable en forma de lata de refresco con la leyenda “diabetes”. Foto: SinEmbargo.

Ciudad de México, 6 de abril (SinEmbargo).– El alto consumo de bebidas azucaradas ha contribuido de manera importante al desarrollo de la diabetes en los mexicanos, alertó este día la Alianza por la Salud Alimentaria al recordar que en el país alrededor de 24 mil personas mueren cada año por la ingesta de este tipo de productos.

En el marco del Día Mundial de la Salud, la Alianza, conformada por agrupaciones civiles, organizaciones sociales y profesionistas en la materia, dijo que en México la diabetes constituye un problema de salud pública que requiere de urgente atención. Refirió además que actualmente más de 10 millones de adultos viven con la enfermedad, mientras estimaciones hablan de que uno de cada tres desarrollará este problema a lo largo de su vida.

Este martes integrantes de esa agrupación realizaron una protesta a un costado de la Estela de Luz donde colocaron un inflable en forma de lata de refresco con la leyenda “diabetes”. Con este acto, los activistas exigieron a las autoridades sanitarias medidas urgentes para reducir el consumo de bebidas azucaradas en México.

“La diabetes suele disminuir la calidad de vida de las personas, les genera altos gastos por el tratamiento de la enfermedad, disminuye la productividad y causa muertes prematuras, de hecho, se ha estimado que reduce entre cinco y 10 años la esperanza de vida”, dijo la agrupación civil.

Integrantes de la Alianza por la Salud Alimentaria se manifestaron hoy a las afueras de la Secretaria de Salud. Foto: Cuartoscuro
Integrantes de la Alianza por la Salud Alimentaria se manifestaron hoy a las afueras de la Secretaria de Salud. Foto: Cuartoscuro

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer este día que el número de personas con diabetes en el mundo se ha multiplicado por cuatro entre 1980 y 2014, hasta los 422 millones de casos en ese último año.

La OMS explicó en un informe que según los últimos datos, en 2012 los altos niveles de glucosa en sangre fueron responsables de 3.7 millones de muertes en el mundo, de las que 1.5 millones fueron directamente causadas por la diabetes.

La escalada de la enfermedad y teniendo en cuenta que de los 3.7 millones de fallecidos, un 40 por ciento tenía menos de 70 años, ha llevado a la OMS a lanzar el primer informe global sobre la diabetes y a dedicar el Día Mundial de la Salud -que se celebra el 7 de abril- a esta enfermedad para concienciar a la población.

El informe también alerta que la preponderancia de la diabetes ha crecido en las tres últimas décadas, especialmente en países de bajos y medianos ingresos. En cuanto a la prevalencia de la diabetes, dijo que entre 1980 y 2014 ésta ha pasado del 4.7 hasta el 8.5  por ciento, un período en el que los casos aumentaron o no disminuyeron en todos los países del mundo.

Con respecto a las cifras, en ese mismo periodo el número de enfermos dobló, siendo el sudeste asiático y el oeste del Pacífico donde se concentra un mayor número de diabéticos, 227 millones, más de la mitad del total mundial (422 millones).

Según la OMS, la proporción de la población con obesidad y sobrepeso aumenta a medida que crece el nivel económico del país, ya que los países con altos y medianos ingresos cuentan con más del doble de obesos que los países con pocos recursos.

Los manifestantes exigieron que se reduzca el consumo de bebidas azucaradas ante la epidemia de la diabetes, esto en el marco de Día Mundial de la Salud. Foto: Cuartoscuro
Los manifestantes exigieron que se reduzca el consumo de bebidas azucaradas ante la epidemia de la diabetes, esto en el marco de Día Mundial de la Salud. Foto: Cuartoscuro

En este sentido, la región con mayor incidencia de obesidad según la organización mundial fue América, mientras que la más baja se dio en el sudeste asiático.

La Alianza explicó a su vez que múltiples investigaciones científicas indican que el consumo de refresco aumenta el riesgo de tener sobrepeso y obesidad, así como diabetes, e incluso enfermedades del corazón, “es decir las primeras causas de muerte en el país”.

Detalló que los países con mayor disponibilidad de jarabe de maíz de alta fructuosa, como es el empleado en México para endulzar a las bebidas, tiene alrededor de 20 por ciento mayor prevalencia de diabetes tipo 2, independientemente de las cifras de obesidad.

“El problema con las bebidas azucaras es que, debido a su alto contenido de azúcar, es muy fácil y muy probable exceder la cantidad de calorías que consumimos en un día. Esto ocurre porque a diferencia de los alimentos, estas bebidas proveen calorías que no son capaces de generar saciedad, es decir no nos dan la sensación de estar llenos y podemos seguir consumiendo más y más”, explicó Fiorella Espinoza, Coordinadora de Investigación en Salud de El Poder del Consumidor.

Espinoza detalló que el 70 por ciento de los azúcares añadidos que consumen los mexicanos provienen de las bebidas azucaradas, lo que indica que la mayoría del azúcar que consumen es líquida.

La Alianza por la Salud Alimentaria refirió que una investigación reciente realizada por el Doctor Robert Lustig, de la Universidad de California, dio cuenta de cómo en nueve días, niños con síndrome metabólico que dejaron de consumir azúcares, redujeron su presión arterial, sus niveles de triglicéridos y colesterol y mejoraron indicadores relaciones con el azúcar en sangre.

Por lo anterior, la asociación civil destacó la importancia que tiene para México que las autoridades sanitarias refuercen las medidas para reducir el consumo de bebidas azucaradas entre la población ya que se trata de una acción preventiva y por ende “costo-efectiva”.

Planteo que para reducir el consumo de bebidas azucaradas es necesario un etiquetado frontal de advertencia como el implementado en Chile o Ecuador que informe si una bebida es baja, media o alta en azúcares añadidos. También manifestó la urgencia de que es Estado vigile el cumplimiento de los lineamientos generales para expendio y distribución de alimentos y bebidas en escuelas, además de pedir una regulación sobre la publicidad de estos productos dirigidos a los menores.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video